Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía espera una subida de estancias del 5% en otro verano récord

La comunidad es líder en viajeros nacionales y ha ganado cuota de mercado en extranjeros

Un grupo de turistas en Córdoba. Ampliar foto
Un grupo de turistas en Córdoba.

Andalucía registró en 2014 el mejor verano turístico de su historia y se dirige previsiblemente hacia otra temporada alta récord. La Consejería de Turismo sitúa entre el 4% y el 5% el crecimiento medio en los meses de julio, agosto y septiembre y vaticina que los establecimientos hoteleros podrían registrar 23 millones de pernoctaciones en todo el periodo estival, un 4,2% más que el año pasado. A eso habría que sumar las reservas de última hora. “Las perspectivas son buenas”, ha dicho este viernes en Málaga el consejero del ramo, Francisco Javier Fernández, durante la presentación de las previsiones para estos meses.

Si se confirman las cifras, se registrarían un millón de estancias más que en la última temporada alta y continuaría la tendencia de recuperación iniciada a mediados de 2013. El sector turístico fue el último en entrar en crisis y los datos han ido evidenciando que ha sido el primero en reactivarse. El destino andaluz es líder en turistas nacionales y el incremento estimado para este verano se sitúa en el 6%, posiblemente la mejor cifra del país. La comunidad, además, ha ido ganando cuota de mercado en visitantes extranjeros a lo largo de 2015 y entre enero y mayo, durante tres meses, ha adelantado a Canarias en una parcela que lideran Cataluña y Baleares.

Un sondeo realizado por la consejería entre los empresarios del sector (1.051 cuestionarios válidos, con un margen de error del 2,8%) confirma la sensación positiva para este verano y sitúa la ocupación media en la comunidad en el 65,8%. El porcentaje se dispara al 75,7% en el litoral andaluz y en el interior, se prevé que se acerque al 50%. Málaga, con casi el 80%, lidera la tabla de ocupación prevista, provincia seguida de Almería (69,1%), Huelva (68,4%), Cádiz (67%), Granada (56,2%), Sevilla (51%), Córdoba (44,6%) y Jaén (42,8%). El consejero Fernández destacó el liderazgo tradicional de la Costa del Sol, aunque también se refirió al “trasvase temporal” de viajeros a otros puntos de la geografía andaluza como las costas de Almería, Huelva y parte de Cádiz. El estudio confirma esta tendencia. “Son espacios emergentes que están creciendo y cada vez tienen más demanda”, apuntó.

Otra conclusión de la muestra es que nueve de cada 10 establecimientos reglados andaluces esperan cosechar iguales o mejores resultados y ventas que el año pasado, además de mantener e incluso incrementar el número de trabajadores. La previsión positiva hasta septiembre ha tenido en cuenta los buenos resultados cerrados en los primeros cinco meses de 2015. Entre enero y mayo, Andalucía incrementó un 5,8% el número de viajeros alojados en hoteles (seis millones) y alcanzó los 15,4 millones de pernoctaciones, que representan una subida del 5,6% respecto al mismo periodo de 2014. Hasta marzo, la industria turística generó 330.000 empleos, un 11,8% más.

Para el consejero, estos datos indican que la temporada alta se alarga cada vez más y recordó que uno de los objetivos de su departamento es la lucha contra la estacionalidad. Es decir, aumentar progresivamente el número de visitantes en primavera y otoño. “Agradezco el esfuerzo de todo el sector por mantener una oferta de calidad y excelencia. Es imprescindible la colaboración de todos los agentes para tener un destino sólido”, concluyó Fernández. Andalucía cerró en 2014 el mejor año turístico de su historia, con 57 millones de pernoctaciones en los establecimientos reglados, un 5,7% más que el ejercicio anterior y la cifra más alta desde que existen estudios. El incremento de viajeros fue del 5,2%, dato que la consejería pretende repetir en 2015. El turismo representa cerca del 13% del Producto Interior Bruto (PIB) regional y concentra el mismo porcentaje del empleo.