Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC intenta colocar a sus dirigentes en la lista independentista transversal

La ANC admite ahora que los líderes de los partidos tengan un lugar en la candidatura, pero Òmnium lo descarta

El presidente de ANC, Jordi Sànchez.
El presidente de ANC, Jordi Sànchez. EFE

El independentismo vivió este domingo un nuevo episodio de incertidumbre por la confección de las candidaturas que concurrirán a los comicios del 27 de septiembre, de las que todavía no se sabe ni quién las liderará ni cuántas acabarán siendo. Una vez las asociaciones independentistas han aceptado el reto de Artur Mas de asumir el liderazgo de una eventual candidatura unitaria, los partidos han visualizado su intención de no quedarse descolgados de la lista y han comenzado a dar pasos para colocar en ella a sus principales dirigentes. El coordinador de Convergència, Josep Rull, dijo que los políticos estarán “de una manera u otra”.

En los últimos días la confusión ha sido máxima por la aparición en escena de la idea de una lista formada solo por independientes que pueda recibir el apoyo tanto de Convergència Democràtica como de Esquerra Republicana y, quizás, de la CUP. CDC, el partido del presidente catalán, Artur Mas, puso freno este domingo a esta idea reivindicando un lugar destacado para los dirigentes políticos. “Los partidos estarán [en la lista] y las personas que están en primera línea estarán, de una manera u otra”, aseguró el coordinador de CDC, Josep Rull.

Convergència, que actualmente tiene 35 diputados en el Parlamento catalán no quiere diluirse como partido en una lista solo con independientes. Públicamente sus dirigentes dan alas a esta idea, pero en privado algunos de sus dirigentes se preguntan por las consecuencias que tendría esta decisión para un partido acostumbrado a gobernar en todas las instituciones catalanas. Rull intentó tranquilizar este domingo a estos dirigentes, al mismo tiempo que marcaba el territorio por el que está dispuesto a moverse el partido. “Es evidente [que los políticos estarán] porque son un capital humano al que no podemos renunciar”.

Entidades divididas

La secretaria general de Esquerra Republicana, Marta Rovira, insistió en que su partido está dispuesto a dar “un paso al lado” en favor de la lista civil. Con todo, remarcó que en la candidatura deben estar presentes “las personas más preparadas”. La prioridad de ERC es, según aseguró, pactar un “gobierno de concentración” antes del 27-S que deje claro de antemano qué hará para avanzar hacia la independencia.

El grado de implicación de los políticos en esta lista crea división entre las dos principales entidades independentistas. El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, considera que la lista unitaria independentista para las elecciones del 27 de septiembre debe incluir a políticos, por lo que difiere de la propuesta de Òmnium Cultural, que aboga por lo contrario. "Personalmente, creo que una lista que se quiere unitaria tiene que sumar a todos los que pueda sumar", porque "todo el mundo aporta un capital en este proceso", ha argumentado Sánchez.

En cambio, Òmnium mantiene que los políticos deben reservarse para la hora de formar gobierno. Esta entidad considera que la lista será más atractiva si no cuenta con políticos en activo. Sin embargo, su presidenta, Muriel Casals considera que, en el posterior gobierno que se forme, si gana la lista unitaria independentista, Mas, Junqueras y Fernández “deben estar presentes”.