Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ratifica su compromiso para que el ‘Mobile’ siga en Barcelona

El organizador decidirá el 14 de julio si mantiene el salón de telefonía en la capital catalana

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes un real decreto ley en el que renueva su compromiso de financiación del Mobile World Congress. Se sumó así al Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat que, en plena campaña de las elecciones municipales, presentaron una oferta al organizador del evento, la patronal GSMA, para que Barcelona retuviera hasta 2023 la celebración de la mayor feria de telefonía móvil. Considera que si no se renueva España perderá "el principal congreso internacional" que se celebra en el país.

Con el decreto ley aprobado, el ministro de Industria asume poderes para firmar la renovación por parte del Gobierno, "una respuesta inmediata" necesaria para retener el salón.

La capital catalana es la sede del congreso desde hace diez años y el contrato firmado con GSMA le garantiza seguir siéndolo hasta 2018, pero Fira de Barcelona y las administraciones han intentado retener el evento más allá de esa fecha con una renovada oferta a la patronal del sector. Esta la está sopesando y decidirá si la acepta el próximo 14 de julio. Si opta por no asumir esa propuesta de renovación, abrirá un concurso como el que ya adjudicó en 2011, en el que participarían otras ciudades interesadas.

El Gobierno defiende que el Mobile tiene "un importante efecto arrastre sobre la economía española" y "ofrece la oportunidad a las empresas españolas de aprovechar esta oleada de innovación. También sostiene que es un importante evento para el impulso del turismo y de la imagen de España.

Como argumentos cuantitativos, el real decreto destaca el impacto económico en el periodo 2006-14 fue de 2.500 millones de euros y generó 60.000 empleos temporales. Las previsiones para el futuro "son mejores"