Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Moldavia el acusado más escurridizo del ‘caso Emarsa’

El juez considera a Roca Samper uno de los principales 'cerebros' del millonario desfalco de la depuradora

Instalaciones de la depuradora de Valencia, Emarsa.
Instalaciones de la depuradora de Valencia, Emarsa.

La policía ha detenido en Moldavia a Jorge Ignacio Roca Samper, el más escurridizo de los acusados de participar en el millonario desfalco de la Entidad Metropolitana de Aguas Residuales Sociedad Anónima (Emarsa), la empresa pública que depuraba las alcantarillas de Valencia y una treintena de municipios.

Samper es considerado por el juez como uno de los cerebros de la presunta trama de directivos y empresarios que supuestamente llevó a la quiebra a la sociedad al generar un agujero de 17 millones de euros. Su intervención fue según el magistrado Vicente Ríos "imprescindible y necesaria para la consecución de la defraudación final".

El juez dictó una orden de detención internacional en 2012 y utilizó varias formas de presión para conseguir que se entregara. Imputó a su madre, con quien compartía sociedades aparentemente utilizadas para desviar fondos. Y encarceló de forma preventiva a su pareja, con la que presumiblemente compartió la primera parte de su huida de España a través de Francia.

Especializado en el negocio de los lodos, Roca Samper interpuso supuestamente sociedades entre la entidad pública y las empresas que realmente se deshacían de los residuos de la depuración. Su participación presuntamente ficticia multiplicó el coste del servicio. Parte del dinero obtenido mediante este sistema habría sido más tarde repartido por directivos de la planta depuradora situada al sur de Valencia, en la pedanía de Pinedo, y del organismo de la Generalitat encargado del saneamiento hidráulico, Epsar, según ha concluido la investigación, ya cerrada. Otra parte del dinero habría sido invertido en pisos en Francia, que más tarde fueron vendidos y las ganancias trasladadas a distintos países, entre ellos Malta.

Fuentes policiales han confirmado la detención de Roca Samper a través de Interpol. La orden de detención se dictó por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos, fraude fiscal y falsedad documental, pero podrían ampliarse a otros. Su expareja fue condenada hace año y medio por blanqueo de capitales en la Audiencia Nacional.