Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado el nuevo presidente de Convergència en Torredembarra

Gerard Montserrat ganó ilegalmente la gestión de los chiringuitos de la playa del municipio

La corrupción sigue devorando la agrupación de Convergència Democràtica de Catalunya en Torredembarra (Tarragonès). El presidente local del partido, Gerard Montserrat, ha sido imputado como cooperador necesario en los delitos de alteración de concurso público y tráfico de influencias para hacerse con la concesión de los chiringuitos de la playa del municipio.

La decisión, hecha pública ayer por el Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell, se suma a la detención hace un año del anterior alcalde del partido en Torredembarra, Daniel Masagué, y a la imputación de varios cargos de su equipo. Estos hechos han costado un duro castigo a CDC en las urnas, que el pasado 24 de mayo pasó de primera a cuarta fuerza en el municipio y logró apenas dos de los 17 concejales del pleno. Montserrat iba en el número 5 de las listas del partido en los pasados comicios.

El juez del caso ha abierto una pieza separada, la número 4 del caso, para aclarar las maniobras que llevaron a cabo cargos del anterior equipo de Gobierno de Masagué para adjudicar la explotación de los chiringuitos a una empresa de Montserrat. Según las investigaciones de la Guardia Civil, que actúa como policía judicial en el caso, lo que empezó siendo un procedimiento negociado abierto a tres empresas acabó siendo entre 2011 y 2013 una “adjudicación directa” a dedo repleta de irregularidades en favor de Promoesport, sociedad de la que Montserrat es apoderado y su esposa, María José Sánchez, administradora.

La investigación destaca, además, que la normativa prohibía adjudicar a Montserrat los chiringuitos ya que en la anterior concesión a otra sociedad en la que este participaba había prestado un pésimo servicio. Entre otros incumplimientos, según el informe hecho por un inspector local, “los tres chiringuitos de la playa de La Paella estaban en situación de abandono y con carencias de salubridad” en invierno de 2011, cuando la empresa estaba obligada a desmontarles solo un mes después de finalizada la temporada de verano de 2010.

La trama de los chiringuitos es solo una parte del cúmulo de ilegalidades cometidas por el equipo de Gobierno de Masagué. El juez también ha imputado en otras piezas del caso a los jefes de las policías locales de Torredembarra, Tortosa y L’Hospitales por amañar oposiciones e investiga el pago de 580.000 euros de la constructora Teyco al exalcalde a través de sociedades instrumentales. Por este último hecho, que los investigadores relacionan con el pago de comisiones ilegales por la adjudicación de obras públicas, el juez también ha imputado a Jordi Sumarroca Claverol, consejero delegado de Teyco.