Mas dice que la división soberanista ha facilitado la victoria de Colau

El presidente catalán advierte a los republicanos de que no deben cerrar acuerdos con terceros partidos no soberanistas

Artur Mas antes de entrar a la reunión de su ejecutivo.
Artur Mas antes de entrar a la reunión de su ejecutivo.CARLES RIBAS

Convergència i Unió ha comenzado a reflexionar sobre las causas de la pérdida de más de 110.000 votos en las elecciones del pasado domingo, fenómeno que le arrebató el Ayuntamiento de Barcelona. El líder de la federación y presidente catalán, Artur Mas, ha admitido esta mañana que la corrupción y el caso Pujol ha “influido” en ello. También ha lamentado que la “división” del soberanismo haya facilitado la victoria de Ada Colau En Barcelona. Con todo, ha asegurado que mantiene su compromiso para celebrar las elecciones anticipadas en Cataluña el 27 de septiembre aunque, eso sí, ha recordado a sus socios de ERC que esto forma parte de un pacto que “todos deben cumplir” . En este sentido, ha alertado a los republicanos de que no deben cerrar acuerdos con terceros partidos no soberanistas.

Mas ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio que a CiU le ha perjudicado el hecho de que se haya “generalizado” el caso Pujol al conjunto de la federación CiU. Y ha lamentado que se le haya mezclado con el asunto a él y también a otros dirigentes de su partido “sin pruebas”. “Nos hemos instalado en una dinámica en que te pueden llamar, chorizo, mafia y ladrón sin pruebas”. En este sentido, ha acusado directamente al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de “acusar genéricamente”, lo que ha dicho, recuerda a “la Inquisición”.

Mas ha intentado cerrar el debate sobre si debe o no convocar las elecciones del 27 de septiembre, que pretende convertir en un plebiscito sobre la independencia de Cataluña. En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha dicho. “Sí, habrá elecciones el 27-S y salgo a ganarlas”. Dicho esto ha lanzado todo tipo de advertencias a sus socios de ERC, con quienes acordó esta convocatoria electoral. “La fecha electoral fue consecuencia de unos pactos que, espero, se cumplan”. Se refiere Mas a mantener la estabilidad del Gobierno catalán hasta julio, singularmente en las votaciones en el Parlamento de Catalunya, donde ERC se ha desmarcado de CiU en asuntos relacionados con la corrupción y la sanidad pública.

Dicho esto ha hecho un nuevo llamamiento a la unidad del soberanismo, aunque ha lamentado que ERC ya haya descartado la lista única con CiU. “En este proceso no nos sobran las fuerzas”, ha advertido también, cuando se le ha preguntado acerca de si Convergència y Unió concurrirán juntos a las elecciones. Eso sí, la decisión final la ha dejado en manos de Unió, que el próximo 14 de junio decide si se suma a la hoja de ruta soberanista. “Unió tendrá que decidir qué hace al respecto”.

Mas ha advertido de que cuando el soberanismo se fragmenta, pierde y lo ha ejemplificado con el resultado de Barcelona. “Hemos concurrido por separado y tendremos una alcaldesa que no se ha mojado en absoluto respecto al soberanismo”, ha dicho Mas respecto a Ada Colau, líder de Barcelona en Comú.

El presidente también ha alertado contra las dificultades para gobernar los ayuntamientos con la actual fragmentación. Respecto a Barcelona ha advertido a Colau que la proyección internacional de la ciudad puede ir a menos si se frena la economía y ha calificado de “magma” Barcelona en Comú por la pluralidad de siglas que contiene.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS