Elecciones municipales

Madrid roza el asalto a los cielos

Carmena: "Frente al talonario, la única moneda que hemos usado ha sido la creatividad"

Manuela Carmena, con su equipo, tras conocer los resultados.
Manuela Carmena, con su equipo, tras conocer los resultados.Bernardo Perez

Por la mínima, el Partido Popular mantiene el dominio en el Ayuntamiento de Madrid. La candidatura, encabezada por Esperanza Aguirre, concentró ayer el mayor número de votos (más de 550.000) y escaños, 21. Tras Aguirre, Manuela Carmena, al frente de Ahora Madrid, ha conseguido 20 escaños y convencido a más de medio millón de madrileños. Una diferencia por la mínima que derivó en un recuento electrizante desde una atestada Cuesta de Moyano, donde el equipo de Carmena y miles de seguidores seguía el recuento. "¿A cuánto estamos?", se preguntaba Marta Fernández, profesora de 34 años, "todo depende de un escaño". Hasta el último minuto no quedó clara la futura composición del Ayuntamiento, con 57 asientos (la mayoría absoluta son 29 concejales). El Consistorio se mantiene con cuatro partidos: PP, Ahora Madrid, PSOE (9 escaños) y Ciudadanos (7). Pero tanto Izquierda Unida como UPyD se han quedado fuera. Con estos datos, Manuela Carmena podría gobernar en la capital si llegase a un acuerdo con los socialistas.

Más información

"Estamos todos esperando a la futura alcaldesa de Madrid", anunciaba Pablo Iglesias al borde de la medianoche desde el escenario instalado en la cuesta de Moyano a falta del 2% por escrutar y con un escaño de diferencia, a favor del PP, pero con Ahora Madrid con opciones de sentar a Manuela Carmena en el Ayuntamiento, con el apoyo del PSOE. "Muy buenas noches electorales", arrancó Carmena. "Aún ha acabado un recuento infinito, pero ha ganado el cambio", continúo la exjueza que reconoció esa posibilidad de cambio a los madrileños. "Esa, esa, esa, Manuela alcaldesa", coreaban los miles de asistentes al recuento.

"Esta campaña ha sido histórica y la recordaremos. Frente al talonario, la única moneda que hemos usado ha sido la creatividad y la ciudadanía", continuó desde el escenario Carmena. "La victoria es vuestra", añadió la alcaldable con el escrutino aún no finalizado y todo pendiente de un concejal. "Si nos hubieran votado los de Izquierda Unida, habríamos tenido el mismo número de escaños", se lamentaba Nacho Sierra, de la organización de Ahora Madrid. IU, que ha pasado de 167.000 votantes a 24.000, ha quedado fuera del Consistorio. Lo mismo le ha pasado a UPyD, que ha perdido unos 100.000 votantes.

"Muchas gracias Manuela; muchas gracias Madrid por demostrar que sí se puede", arengaba Pablo Iglesias, que en torno a la medianoche se subió al escenario instalado en la cuesta de Moyano. "Hacía muchos años que no podíamos sentir este orgullo. El mundo mira a Madrid. Hace un año, nadie pensaba que esto fuera posible. Este es el viento que nos llevará a Noviembre". Aunque Ahora Madrid no se ha mantenido líder en la carrera por la alcaldía, en menos de un año, se ha convertido en una fuerza con 20 concejales en Madrid y ha concentrado un 32% de apoyos.

"Decían que al que le pique, que se rasque. Nos hemos rascado, pero bien; hemos ganado", añadía Murgui desde el escenario. Horas antes declinaba realizar ninguna valoración. "Estamos muy contentos por la ola de participación, la ilusión y el entusiasmo que hemos sentido durante todo el día", añadía haciendo una mención a los 1.800 voluntarios que han ejercido de apoderados en los colegios electorales de los 21 distritos de la capital.

A medida que avanzaba la noche, la Cuesta de Moyano pasó por diferentes estados de ánimo. De celebrar la fiesta de la democracia pasó al festival de la democracia. De ahí, a los nervios. "El trabajo está hecho. Ahora queda esperar", decía una de las voluntarias que lleva todo el día en las oficinas de Ahora Madrid, en Montera 32, coordinando la jornada electoral desde primera hora de la mañana, cuando la candidata Manuela Carmena acudió a votar reclamando renovación, decencia y democracia en Madrid.

Tras escuchar varias veces la versión de la canción de Julio Iglesias Manuela alternándose con la sonata oficial de la candidatura, a Mecano y algo de electrónica, el público, que iba aumentando de manera exponencial, bailaba y se abrazaba entonando de vez en cuando "Sí se puede". Más de dos mil personas llenaban Moyano y se extendían por Atocha en un ambiente alegre y festivo a pesar de que los datos de Madrid iban más lentos que en el resto de ciudades. "Hemos quitado la mayoría absoluta a la condesa de la corrupción. Esta candidatura acaba de comenzar su trabajo. Que nadie se confunda: Hemos recibido cientos de miles de votos para hacer de esta una ciudad decente", animaba Rita Maestre, número cinco de la candiatura.

"Estoy sufriendo. Hay muchos nervios. Va a ser una gran noche", decía Arantxa Freire, de la organización de Ahora Madrid al enterarse del empate técnico entre las "dos abuelas", como dijo Carmena. Pasada la medianoche, la gente empezaba a dispersarse. Estaban contentos; su candidata, siempre y cuando llegue a un acuerdo con el PSOE, tiene opciones de alcanzar la alcaldía y cerrar 24 años de dominio popular.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50