Detenidos dos profesores por revelar el chat vejatorio con los alumnos

Los maestros, que buzonearon los comentarios, están acusados por revelación de secreto

Asamblea anoche en Casarrubuelos (Madrid) por los whatsapps de los profesores. / CLAUDIO ALVAREZ (EL PAÍS)
Asamblea anoche en Casarrubuelos (Madrid) por los whatsapps de los profesores. / CLAUDIO ALVAREZ (EL PAÍS)

Agentes de la Guardia Civil de Griñón (Madrid) han detenido a un antiguo profesor en litigios con el colegio Tomé y Orgaz de la localidad madrileña de Casarrubuelos y a una de las maestras que estaba dentro del grupo de WhatsApp cuyas conversaciones con comentarios vejatorios contra alumnos salieron a la luz.

Más información

A los apresados se les imputa delito de revelación de secretos, ya que este tipo de mensajería de un grupo privado es secreta, han señalado desde el Instituto Armado. Los agentes de la Guardia Civil creen que los detenidos extrajeron las conversaciones, las modificaron y preinsertaron en unos panfletos que fueron posteriormente buzoneados por la localidad de Casarrubuelos, según han informado en un comunicado.

El alcalde del municipio, Juan José Huélamo, presentó una denuncia ante la Guardia Civil días después de que se distribuyeran los panfletos. En esta denuncia, Huélamo señalaba que esas hojas —cuya autoría aseguraba desconocer— incluían "conversaciones ofensivas" contra distintos vecinos del pueblo y contra él mismo, al que acusaban en el chat de profesores de tener imágenes grabadas de uno de los alumnos, que es supuestamente conflictivo. Huélamo niega tener esas imágenes y asegura que el pueblo había vuelto en estas semanas "a la normalidad" después de que se celebraran distintas reuniones entre las familias, responsables de la Consejería de Educación y del Ayuntamiento.

La Guardia Civil inició la investigación el pasado 10 de abril, tras recibir una denuncia, en la que los docentes del colegio público de la localidad ponían de manifiesto la difusión de unos mensajes privados que pudieran derivarse de una posible venganza de algún profesor que se encontraba en litigios con el personal del referido colegio.

Dada la trascendencia social que tuvieron los hechos, los Agentes visionaron todas las noticias relacionadas con el tema, que les permitieron identificar tanto al profesor que supuestamente difundió los mensajes, como a la otra profesora que estaba en el grupo de mensajería y se sospecha que los facilitó.

La Comandancia de la Guardia Civil ha informado en un comunicado que los imputados se enfrentan a un delito recogido en el artículo 197.1 del Código Penal, que contempla penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses.

El pasado abril, la Consejería de Educación suspendió de forma cautelar de sus funciones a la directora del colegio y acordó abrir expedientes disciplinarios a seis de los once profesores que estaban en el grupo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción