La Generalitat flexibiliza los recortes de personal en plena campaña

Homs asegura que la "mejora del contexto económico" permite esta medida

Francesc Homs, portavoz de la Generalitat.
Francesc Homs, portavoz de la Generalitat. Albert Garcia

El Gobierno catalán ha aprobado hoy una reestructuración del Servicio de Empleo de Cataluña y ha suavizado los recortes aplicados hasta ahora en materia de contrataciones de personal temporal. En plena campaña electoral la Generalitat también ha querido transmitir la idea de que no se arruga ante el Gobierno central y mantiene su apuesta por la acción exterior a pesar de tener impugnada la ley que lo regula ante el Tribunal Constitucional. En este sentido, ha aprobado un plan estratégico a tres años para fomentar la acción exterior.

El consejero de la Presidencia y portavoz, Francesc Homs, ha comparecido tras la reunión semanal del Gobierno catalán para destacar la idea de que la economía está mejorando y que esto permite tomar medidas como volver a contratar personal temporal. "En la medida que podemos, vamos revirtiendo las decisiones tomadas anteriormente porque el contexto económico ha mejorado”, ha insistido Homs.

El acuerdo tomado hoy prevé no amortizar los puestos vacantes por jubilación, permite contratar personal interino “cuando no sea posible cubrir un puesto de trabajo indispensable con personal interno” y amplía los colectivos prioritarios a la hora de cubrir vacantes. El acuerdo no concreta cuántas plazas se podrán cubrir y sustituye el que se tomó en diciembre de 2013, más restrictivo. Homs ha asegurado que la decisión no tendrá ningún coste suplementario en el Presupuesto de este año.

El Consell Executiu también ha aprobado una reestructuración del SOC en nuevas áreas específicas para fomentar el empleo entre los jóvenes y atender adecuadamente la verificación y supervisión de las políticas activas de empleo. La reforma del SOC es una medida que estaba pendiente desde comienzos de esta legislatura.

El tercer acuerdo del Gobierno ha sido el nuevo plan estratégico de acción exterior hasta 2018. El plan esquiva la impugnación del Tribunal Constitucional al buscar amparo en artículos de la ley no recurridos por el Gobierno central. El plan tiene cuatro objetivos, que son “promover y defender Cataluña en Europa”, “reafirmar la vocación europeísta de Cataluña”, “contribuir a los objetivos de alcance global en materias como paz y seguridad” y, por último, “promover una diplomacia más moderna”. Según Homs esta iniciativa no es impugnable desde el punto de vista de “un debate legal”, aunque ha asegurado que el Gobierno trabaja desde posiciones de “arbitrariedad”. El consejero de la Presidencia ha asegurado que en lo que queda de legislatura la Generalitat abrirá nuevas delegaciones en el exterior.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS