Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un puñado de votos decidirá las alcaldías de Vitoria y San Sebastián

EH Bildu sigue fuerte en la Diputación de Gipuzkoa y el PNV recueraría el poder foral en Álava además de mantener Bizkaia

La encuesta del Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco eleva el interés por las elecciones locales y forales del próximo 24 de mayo. Según sus previsiones, un puñado de votos puede decidir la suerte en las alcaldías de Vitoria y San Sebastián, mientras prevé que el PNV recuperará el poder en la Diputación de Álava aunque se le sigue resistiendo Gipuzkoa, donde EH Bildu continúa fuerte.

Según las estimaciones dadas a conocer en el primer día de campaña, el PNV sería la fuerza más votada en Bizkaia, Álava, Bilbao y San Sebastián, mientras que EH Bildu lograría la victoria en Gipuzkoa y el PP en Vitoria.

Con relación a la capital alavesa, el sondeo de este viernes complica la situación del PP porque reduce su capacidad de votos y eleva las posiciones de sus rivales más directos en el bloque nacionalista. Maroto vería ahora mucho más comprometida su continuidad, aunque en todo caso el reparto de escaños obligaría a un pacto a tres bandas en cualquier caso.

En el conjunto del territorio alavés, la encuesta sitúa al PNV como el partido más votado, con una estimación de voto del 20,7 %o. Por detrás, aunque muy cerca, se sitúan EH Bildu (20,4 %) y el PP (19,7 %o). Ya más alejados, aparecen el PSE-EE (15 %), Podemos (12,2 %), Ciudadanos (3,7 %), Irabazi-Ganar (3 %) y UPyD (0,7 %). De esta manera, los nacionalistas recuperan el poder perdido tras la salida de Xabier Agirre y la imposibilidad en la pasada legislatura de haber llegado a un acuerdo con Ezker Batua para asegurarse una mayoría absoluta.

En Gipuzkoa, EH Bildu reeditaría su victoria de las últimas elecciones, con un 31 % de estimación de votos. El PNV le seguiría en segundo lugar, con un 26,4 %, mientras que el resto de formaciones quedarían a bastante más distancia. El PSE-EE obtendría un 15,1 % de apoyos, Podemos lograría un 11,1 %, el PP un 8,2 %, Irabazi-Ganar un 2,5 %, Ciudadanos un 1 % y UPyD, un 0,2 %.

Con estos resultados, vuelve a quedar abierta la puerta a que el PNV intente un acuerdo que le permita desbancar a la coalición abertzale, en contra de la política seguida en las anteriores elecciones. No obstante se asiste de nuevo a una diferencia significativa de votos entre las dos principales formaciones.

El partido 'jeltzale' vencería con un 34,4 % de los votos en Bizkaia, con lo que distanciaría a EH Bildu - que lograría un 20,9 %-- en 13,5 puntos. Los socialistas lograrían un 14,1 % de respaldos; Podemos, un 12,3 %; el PP, un 9,7 %; Ciudadanos, un 3 %; Irabazi-Ganar, un 1,5 %; y UPyD, un 0,4 %.

Por capitales, las mayores incertidumbres se centran en Vitoria. El partido con un mayor respaldo en la capital alavesa sería el PP, con una estimación de voto del 20,5 %. Con este resultado, el PP lograría seis escaños en el pleno municipal, tres menos que los que ha tenido en la actual legislatura. Muy cerca, con un 20 % de apoyos, se encontraría el PNV, que repetiría con seis concejales. También reeditaría sus seis escaños EH Bildu, en este caso con una estimación de voto del 19,5 %. El PSE lograría un 16,5 %, lo que le haría perder uno de sus seis concejales.

Según la encuesta del Gobierno vasco, entrarían en el Ayuntamiento dos nuevas formaciones: Sumando-Hemen Gaude (la marca apoyada por Podemos), con tres concejales y un apoyo del 9 % e Irabazi-Ganar, con una estimación de voto del 5 % y un escaño.

En San Sebastián, el PNV desbancaría a EH Bildu como principal partido. Los 'jeltzales' lograrían un 26 % de votos, lo que les daría ocho concejales (dos más que en la última legislatura). La coalición soberanista se situaría muy cerca, con un 25,8 % de apoyos y otros ocho escaños, los mismos que le han permitido gobernar en esta legislatura.

Los socialistas perderían dos de sus siete escaños, al recibir un 17,5 % de los sufragios, mientras que el PP lograría un 15,5 % de apoyos y obtendría otros cinco escaños, uno menos que en la actualidad. Irabazi-Ganar entraría en el Ayuntamiento con un concejal y un porcentaje de votos de seis puntos. Ciudadanos, con un 4,2 % de estimación de voto, no lograría representación en el Consistorio.

El PNV - con un apoyo del 38 %- también ganaría en Bilbao, aunque perdería su mayoría absoluta, al pasar de 15 a 13 concejales. Muy lejos, con cuatro escaños cada uno, se situarían EH Bildu (14,6 % de estimación de voto), PP (14,5 %), Udalberri (que agrupa a Irabazi y Podemos, que lograría un 13 %) y PSE-EE (12 %). Este reparto de escaños haría perder dos ediles al PP, mientras que los socialistas y EH Bildu mantendrían su representación en el Ayuntamiento.