Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo presume de “defender al pueblo” frente a las grandes empresas

El presidente enumera medidas de control al sector lácteo, la banca, eléctricas o petroleras

Asegura que exigirá a Ence más rigor ambiental que el bipartito para seguir en Pontevedra

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se revolvió esta mañana contra la oposición, que lo acusó de mirar hacia otro lado ante los supuestos desmanes de las grandes empresas en sectores como el lácteo (PSdeG), la banca (AGE) o el forestal (BNG). Feijóo les respondió enumerando las medidas de control que ha puesto en marcha sobre empresas de esos y otros sectores como las eléctricas, las constructoras, las petroleras o las farmacéuticas. “Lo que estamos haciendo es defender al pueblo”, sentenció Feijóo.

La sesión de control al Gobierno del Parlamento de Galicia comenzó con el PSdeG pidiéndole a Feijóo mayor implicación de su gobierno para mejorar los precios que los productores lácteos gallegos están recibiendo de las empresas, “los más bajos de Europa”, aseguró el socialista José Luis Méndez Romeu. El presidente le respondió diciendo que la Xunta ha sido el único gobierno que ha denunciado la situación del sector lácteo al organismo estatal de defensa de la competencia y que ahora apuesta por controlar “las cisternas que vienen de Portugal” y por apoyar iniciativas de diversificación del sector como la producción de leche en polvo para la exportación.

Le tocó luego el turno al portavoz del BNG, Francisco Jorquera, quien preguntó por el cambio de postura de Feijóo sobre la permanencia de la factoría de celulosa de Ence en la ría de Pontevedra tras haber prometido su traslado en el programa electoral con que ganó las elecciones de 2012. Feijóo le recordó que su programa matizaba como “irrenunciable” la continuación de Ence en la comarca de Pontevedra y aseguró que ahora no es posible un traslado de ese tipo ya que la ley de Costas ha cambiado y permite que la fábrica permanezca junto a la ría. “No hay término medio, la alternativa de Ence no es el traslado, es el cierre”, aseguró. Lo que hará su gobierno, dijo, es ser “más estrictos” con el impacto de la fábrica de lo que a su juicio lo fue el bipartito de PSdeG y BNG en 2008 cuando le otorgó una autorización ambiental.

Fue con las preguntas de AGE, a través de su viceportavoz, Yolanda Díaz, sobre el empobrecimiento de los trabajadores gallegos, cuando Feijóo más destacó las actuaciones de su Gobierno contra las grandes empresas. Díaz lo acusó de “exterminar al pueblo” mientras la banca obtiene “beneficios obscenos” y Feijóo le respondió enumerando medidas. El presidente destacó que fue el PP el que limitó los salarios de la banca intervenida y el que está imponiendo sanciones a las grandes eléctricas. Sobre su propio Gobierno aseguró que ha limitado los modificados al alza que se autorizan a las constructoras adjudicatarias de obras públicas, que está legislando para mejorar la competencia en la venta de carburantes o que ha impulsado el uso de los medicamentos genéricos frente a los intereses de las grandes farmacéuticas. “Lo que estamos haciendo es defender al pueblo”, sentenció el presidente.

Durante la sesión parlamentaria, al término del debate con el BNG sobre la situación de Ence, una mujer de avanzada edad intentó desplegar en la tribuna de invitados una pancarta contra la presencia de la fábrica en la ría. La jefa de gabinete de la presidenta del Parlamento se la arrancó de las manos sin esperar a que actuasen los ordenanzas de la Cámara ni el jefe de seguridad, que a continuación la expulsó de la tribuna por la fuerza.