Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OBC arrancará temporada con un concierto en la Sagrada Familia

El nuevo director, el japonés Kazushi Ono, programa 80 obras sinfónicas con grandes solistas como los violinistas Joshua Bell e Isabelle Faust y el pianista Lang Lang

La OBC “toma” un edificio para su cartel de la nueva temporada. Ampliar foto
La OBC “toma” un edificio para su cartel de la nueva temporada.

Kazushi Ono se estrenará con la batuta de director de Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) no en el Auditori, la casa natural de la orquesta, sino en la Sagrada Familia en un singular concierto a modo de preámbulo de la temporada 2015-2016. Será el 20 de septiembre y la OBC interpretará obras de Mozart, Fauré, Vivancos y Takemitsu. Una iniciativa del equipo gestor de la OBC y del Auditori que persigue tener una mayor visibilidad en la ciudad y que la gente se deje seducir por la música sinfónica, motivo por el que la OBC volverá a salir a la calle por las fiestas de la Mercè y repetirá el concierto en la playa. Un guiño que se repite en el cartel con toda la orquesta en una suerte de juego en un edificio de Gràcia. Ono está encantado con dirigir en la Sagrada Familia: "estamos haciendo pruebas de situación de la orquesta, que estará delante del altar y el coro que rodea la nave central. Los ensayos generales se harán dos días antes”. Quien quiera asistir a ese concierto deberá inscribirse en las páginas web de la Sagrada Familia y del Auditori y un sorteo se encargará de asignar unas 1.500 localidades: “el número exacto todavía no está cerrado y dependerá de cómo sea la disposición final de la orquesta”, ha comentado el director del Auditori, Joaquím Garrigosa en la presentación de la temporada que tendrá un presupuesto global de 8,5 millones de euros, de ellos 2,37 millones para los gastos artísticos

Ono, que ha trabajado con la OBC en varias ocasiones en 2012 y el año pasado, asume la dirección por cinco temporadas y sustituye a Pablo González. Expresivo, hasta llegar a tararear algunos fragmentos de conciertos, defendió el carácter sinfónico de la nueva temporada de la OBC que se estrenará el 26 de septiembre con Daphnis i Chloé de Ravel y contará con las voces de Cor Madrigal y el Cor Lieder Càmera: “qué mejor música para abrir la temporada que la historia de dos enamorados”. Una temporada en la que la música coral será una pieza importante, como en la Missa de Bernstein, que será el broche final, los días 27, 28 y 29 de mayo de 2016. El nuevo director no esconde su estima por los grandes clásicos de la música sinfónica, como Brahms – dirigirá la cuarta sinfonía el 19, 20 y 21 de febrero- y Beethoven –la tercera, la quinta y la novena sinfonía están programadas- : “ellos fueron unos grandes arquitectos de la música, como lo fue Gaudí con la Sagrada Familia y otras de sus obras”. Será una temporada con la participación de solistas del calibre del pianista Lang Lang (26 de febrero) con Mozart y Beethoven en su repertorio; Alisa Weilerstein (16, 17 y 18 de octubre) con el Concierto para violoncelo y orquesta número 2 de Shostakovich; Isabelle Faust (6,7 y 8 de noviembre) con el Concierto para violín y orquesta número 1 de Prokófiev o con el guitarrista Juan Manuel Cañizares (12,13 y 14 de febrero) con el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo . Ono quiso destacar que, por primera vez, en un “proyecto muy loco” Jordi

Savall se pondrá al frente de la orquesta para dirigir un programa con piezas de Bach, Mozart, Salieri y Händel, los días 20 y 30 de abril y el 1 de mayo. Otros directores que estarán con la OBC en la temporada 2015-2016 son Pinchas Steinberg, Clemens Schuldt y Vassily Sinaisky. El principal director invitado será Jan Willem de Vriend que dirigirá los programas Mozart Vs Haydn y la Novena sinfonía novena de Beethoven.

Los buenos resultados de la proyección del Señor de los Anillos en el Auditori con la OBC al completo como banda sonora ha decidido a los responsables de la casa de la música a ampliar la oferta de cine y se proyectará Gladiator, Piratas del Caribe, además de un concierto con música de Tim Burton y Danny Elfman con fragmentos de películas como Alícia en el país de las maravillas, Batman y Pesadillas de Navidad, entre otras. “Las proyecciones de películas con la OBC en el escenario son una manera de atraer a un público que no conoce la música sinfónica. Una puerta de entrada que funcionó el año pasado porque un centenar de personas que vieron el Señor de los Anillos luego repitieron en un concierto de Mahler”, explicó el gerente Valentí Oviedo. Y con esa misma filosofía de atraer a un público más joven este año se rebajará el precio de las entradas para los menores de 35 años de 25 euros de la temporada pasada a 18 euros.