Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC ofrece a CiU hacer campaña juntos para las autonómicas

Junqueras busca cómo darle carácter plebiscitario al 27-S

Esquerra Republicana rechazó en enero compartir candidatura con Convergència con vistas a las elecciones autonómicas de septiembre pero esto no impide que la formación de Oriol Junqueras quiera estrechar vínculos con la de Artur Mas para defender el plan independentista. Por este motivo ERC ofreció ayer a Convergència celebrar algunos actos de campaña de forma conjunta. Con ello esperan darle a estos comicios el carácter de plebiscito independentista que Mas pretendía conseguir mediante una candidatura conjunta de los dos partidos.

ERC está haciendo todo tipo de equilibrios para marcar distancias con CiU por asuntos como la corrupción o las políticas sociales. Pero en lo referente a la cuestión independentista quiere ir a la una con Artur Mas. “Es evidente que cada uno tiene que explicar qué modelo de país desea y habrá cuestiones en las que no tenemos por qué coincidir”, dijo en declaraciones a Efe la secretaria general de ERC, Marta Rovira.

Pero ahora ERC quiere recalcar los asuntos en los que sí coincide con Convergència y especialmente ensalzar el acuerdo alcanzado esta semana para tener un programa compartido para declarar la independencia en 18 meses si ganan las elecciones.

“El punto programático común previsto ya en el preacuerdo de hoja de ruta y los actos conjuntos de campaña son lo que nos permite decir que estas elecciones serán refrendarias o plebiscitarias”, dijo Rovira. “El acto o actos electorales conjuntos podrían ser, por ejemplo, el de inicio o el de cierre de campaña”, explicó.

Convergència no se pronuncia de momento sobre hasta dónde está dispuesta a llegar con Esquerra Republicana. El partido de Artur Mas se tomó muy mal la negativa de los republicanos a confeccionar una candidatura conjunta y su prioridad ahora es buscar independientes que acompañen y den brillo a la candidatura de Artur Mas en lo que llaman “la lista del presidente”. Las siglas de CiU cotizan a la baja por los casos de corrupción que han afectado al partido y por los constantes desacuerdos entre Convergència Democràtica y sus socios de Unió. Por este motivo el centro de la precampaña, que ya ensayarán en las municipales, es la figura de Artur Mas, al que presentan como un hombre “de palabra” por haber mantenido la votación simbólica sobre la independencia el pasado 9 de noviembre pese a la suspensión del Tribunal Constitucional.