Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mecanismo de contacto celular provoca el cáncer

Dos proteínas inducen a la formación de tumores malignos

Xavier Trepat, investigador del IBEC y responsable del proyecto. Ampliar foto
Xavier Trepat, investigador del IBEC y responsable del proyecto.

Las proteínas actúan como cables que conectan una célula con otra y ayudan a que se comuniquen entre ellas. Su efecto, sin embargo, no es siempre positivo. Un equipo del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) ha descubierto cómo la presencia de dos proteínas induce a las células de las glándulas mamarias a reproducirse sin control, originando un cáncer. Estas alterarían la comunicación física entre las células, facilitando la metástasis.

Hasta ahora, los estudios se centraban en la relación entre los cambios en las señales bioquímicas que reciben las células y la formación de tumores malignos. Sin embargo, “las proteínas son clave en la regulación de las fuerzas [que mueven a las células]”, explicó ayer Xavier Trepat, investigador principal del proyecto.

El estudio, publicado el 27 de marzo en la revista Nature Cell Biology, empezó en 2011. El grupo de investigadores se centró entonces en dos proteínas asociadas a la reproducción descontrolada de tumores, la E-cadherina y la P-cadherina. Estas dos moléculas que, según Trepat, “miden la fuerza que hay que ejercer para mover las células”, inducían a estas a desplazarse a un ritmo mayor que el habitual. Para medir su efecto, calcularon la fuerza ejercida por las células sobre una muestra de tejido.

Movimiento de las muestras de células incluidas en el estudio.
Movimiento de las muestras de células incluidas en el estudio.

Trepat apuntó que el siguiente paso será crear tumores “que no contengan las proteínas identificadas e insertarlos en animales”. Así, hasta descubrir qué otras moléculas pueden favorecer la metástasis en cada tipo de cáncer, y desarrollar terapias personalizadas. Las aplicaciones del descubrimiento incluyen también la cura de otras enfermedades inflamatorias crónicas.

El trabajo, que el IBEC ha realizado con la Universitat Rovira i Virgili y la Politécnica de Catalunya, cuenta con la financiación la Obra Social La Caixa e instituciones como el Ministerio de Economía y Competitividad y el Consejo Europeo de Investigación. Trepat presentó los resultados del proyecto en el Palau Macaya, sede de la Obra Social La Caixa.