Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Renfe lamenta el retraso en responder al juez de Angrois

Pablo Vázquez Vega muestra su voluntad de atender a las víctimas en todo lo posible

El presidente de Renfe, Pablo Vázquez Vega, compareció esta mañana en la subcomisión creada en el Congreso de los Diputados para mejorar el sistema ferroviario a raíz del accidente de Angrois. A diferencia del silencio que guardó la semana pasada el presidente de Adif, la empresa pública gestora de las líneas, el responsable de los trenes sí respondió a dos preguntas relativas al accidente realizadas por la diputada del BNG Rosana Pérez, aunque sobre cuestiones secundarias. Vázquez Vega le indicó que la investigación interna sobre el siniestro a la que se comprometió su antecesor en el cargo ya se entregó al juzgado –hace meses, y se limita a culpar al maquinista– y lamentó el retraso de ocho meses en responder a la petición que el juez instructor le hizo, bajo apercibimiento de desobediencia, sobre la documentación que avalaría que el conductor del Alvia siniestrado había pasado correctamente sus reconocimientos psicofísicos. El presidente de Renfe atribuyó la demora a que se traspapeló la petición, en la línea de las explicaciones dadas la semana pasada al juzgado por el abogado de la empresa, para quien el retraso se debió a que inicialmente la documentación se le pidió a otro departamento, lo que creó una “situación de confusión” de la que consideró responsable al juez, a la víctima que la reclamó y a sí mismo.

En todo caso, Pablo Vázquez Vega, quien mostró su voluntad de atender a las víctimas del siniestro en todo lo posible, es presidente de Renfe desde hace apenas cuatro meses, cuando sustituyó a Julio Gómez-Pomar, en el cargo cuando ocurrió el accidente y ahora secretario de Estado de Infraestructuras. Desde 2012 y hasta su llegada a Renfe era presidente de Ineco, la empresa pública a la que en 2010 se le encargó supervisar la seguridad de la línea Ourense-Santiago. En su intervención, el responsable de Renfe, como el resto de participantes en esta subcomisión a puerta cerrada, se explayó, según fuentes presentes en la sala, en señalar las mejoras que ha experimentado el sistema ferroviario español y en apuntar sus necesidades futuras. Tras él intervino en el mismo foro el director General de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, quien era director general de Ferrocarriles cuando ocurrió el siniestro. En su caso, sin preguntas directas sobre Angrois, eludió la cuestión y se centró en detallar los cambios normativos del sector y su proceso de liberalización.

Más información