Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión en viviendas regresa a Barcelona tras siete años

La capital catalana destruye 90.000 metros cuadrados de oficinas en 2014

El mercado de la vivienda está siendo el último sector en dejar atrás los números rojos. Sin embargo, la inversión residencial regresó el año pasado a este segmento tras siete años de atonía para realizar proyectos de calado en la capital catalana. Al margen de la compra de carteras por parte de fondos buitre, Barcelona atrajo nueve grandes adquisiciones que suman 55.095 metros cuadrados, según la consultora inmobiliaria CB Richard Ellis. Esos desarrollos, la mayoría dirigidos a clientes de alto poder adquisitivo, se desplazaron de la zona prime tradicional —Sarrià-Sant Gervasi— a los distritos del Eixample, Ciutat Vella y Diagonal Mar.

El vicepresidente de CB Richard Ellis, Enrique Martínez-Laguna, calificó 2014 como un año “histórico”, puesto que los volúmenes de inversión fueron de 10.463 millones de euros en toda España, por encima incluso que en 2007, el año en el que se captó más capital. La directora en Barcelona de la consultora, Anna Esteban, recalcó que los precios de los inmuebles desde entonces han caído, por lo que también se registraron más transacciones que ese año. La consultora prevé que el apetito inversor siga este año, hasta el punto de que “se empezarán a ver grúas”, según Martínez-Laguna.

Pero el mapa de la ciudad no solo ha cambiado para la construcción de viviendas. Solo el año pasado se destruyeron 90.000 metros cuadrados de oficinas en el centro de la ciudad. Estos edificios pasaron o se convertirán en breve en hoteles o viviendas.

Cambio de paisaje

El Paseo de Gràcia, por ejemplo, ya se ha convertido en una zona residencial y comercial. Y algo parecido podría ocurrir con la Diagonal tras su reforma. “Hay dos edificios, el número 10 de Francesc Macià y el 111 del paseo de Gràcia, cuyos locales comerciales pueden convertirse en las entradas de lo que podría ser un nuevo centro comercial al aire libre”, afirmó Martínez-Laguna. A la vez, algunos edificios del 22@ están registrando rentas muy similares a las de otros inmuebles de la zona tradicional de negocios.

El precio actual del alquiler en las mejores zonas de Barcelona es de unos 17,75 euros el metro cuadrado, frente a los 28 euros a los que llegó en 2007. La consultora prevé, no obstante, que las rentas hayan tocado ya fondo y crezcan un 30% en los próximos dos o tres años.