La huelga de estibadores ralentiza el puerto de Valencia

Los trabajadores tienen previsto parar horas alternas por la negociación del convenio Las empresas advierten de "pérdidas millonarias" y de desvío de tráfico a otros destinos

Contenedores en el puerto de Valencia
Contenedores en el puerto de Valenciacarles francesc

La huelga de estibadores ralentiza desde este jueves la actividad en el puerto de Valencia, uno de los mayores del mediterráneo. Los trabajadores están parando en horas alternas desde las 12 de la noche para presionar en la negociación del convenio, cuya firma se ha frenado después de que la justicia europea cuestionara a finales del año pasado el modelo de estiba que funciona en España. Las empresas del sector, agrupadas en la sociedad Sevasa, han advertido de "pérdidas millonarias" y del riesgo de que el tráfico marítimo se desvíe a otros destinos.

Más información

El tipo de huelga convocada y la antelación con la que se conocía le ha restado impacto. No se han producido las largas colas de camiones generadas en otras ocasiones, aunque sí está habiendo algunas retenciones, según ha indicado la Autoridad Portuaria de Valencia.

Un portavoz de Comisiones Obreras en el puerto, Jorge García, ha afirmado que el paro ha sido secundado al 100% por los cerca de 1.280 trabajadores del sector, que se han reafirmado en la medida en una asamblea celebrada este jueves por la mañana. Los estibadores, ha agregado García, están "dispuestos a seguir negociando", pero ha añadido que no descartan nuevas movilizaciones "si la patronal se cierra en banda".

Las empresas advierten que el paro pone en riesgo la posición de liderazgo del puerto

Sevasa ha advertido, por su parte, de que con la huelga el puerto puede ganarse "de nuevo" la reputación de "conflictivo y producir una perdida de tráfico" en favor de destinos "vecinos". Según las empresas, "se están produciendo demoras significativas en las operaciones carga y descarga de buques, que generan pérdidas millonarias a los armadores que ven como se incrementan sus costes".

En el ámbito de las empresas portuarias se considera que las altas condiciones económicas de los estibadores suponen un lastre para el puerto ante la competencia de otros destinos del mediterráneo. Los trabajadores se quejan de que la patronal "ha reabierto cuestiones que ya estaban cerradas" en la negociación, utilizando la sentencia europea para ello. Y Sevasa avisa en un comunicado de que los paros "ponen en riesgo el mantenimiento del actual volumen de tráfico, y consecuentemente que éste pueda seguir siendo líder en tráfico".

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción