ELECCIONES MUNICIPALES

Quiroga abre otra crisis en el PP por imponer a su candidata donostiarra

La elección de Miren Albistur causa un enfrentamiento directo con Sémper

Arantza Quiroga, junto a Ramón Gómez, Javier Maroto y Borja Sémper.
Arantza Quiroga, junto a Ramón Gómez, Javier Maroto y Borja Sémper.

La apuesta personal de Arantza Quiroga por Miren Albistur para encabezar la lista del PP a la alcaldía de San Sebastián ha hecho tambalear los cimientos del partido en Euskadi y abre una nueva crisis interna de consecuencias imprevisibles. La elección de Albistur, asesora del grupo municipal en el Ayuntamiento donostiarra durante los últimos ocho años, supone apartar al actual portavoz, Ramón Gómez, pese a que este pasado lunes había sido designado candidato “por unanimidad” en el comité electoral de Gipuzkoa y contaba, además, con el respaldo de Borja Sémper

La dirección del PP vasco convocó este jueves de urgencia a los medios para hacer públicos los nombres de sus cabezas de lista en las tres capitales: Javier Maroto (Vitoria), Luis Eguiluz (Bilbao) y Albistur (San Sebastián). Los dos primeros cuentan con el visto bueno de sus respectivas organizaciones. La elección de Albistur, en cambio, se da en contra de la voluntad del partido en Gipuzkoa. Para justificar esta decisión, la número dos del PP vasco, Nerea Llanos, encargada de desvelar la identidad de los candidatos, afirmó que la dirección ha tenido que hacer de “árbitro” en el conflicto abierto con el sector dirigido por Sémper y “consensuar una lista que cuente con el aval de quien lo tiene que aprobar, que es el comité nacional”.

Quiroga ha dado este paso sin haber logrado un consenso dentro del partido y a sabiendas de que iba a costarle muchas críticas internas, además de un enfrentamiento con Sémper, su portavoz parlamentario, quien este jueves se mostró muy molesto con el paso dado por la presidenta. Sémper aseguró a este diario que no está pensando en poner su cargo a disposición del partido: “Ahora mismo, no me planteo presentar la dimisión”, aunque en tono irónico añadió que “en esta vida no se puede descarta nada”.

La decisión de aupar a Albistur y relegar a Gómez ha causado un gran malestar en el PP guipuzcoano. “Es un dedazo”, se quejan en la dirección, pues hace “saltar por los aires los estatutos del partido”, donde se establece que los candidatos de las capitales los designa el comité electoral provincial, los avala la regional y son ratificados por Génova. “Es un golpe de Estado dentro del partido”, dicen.

El portavoz parlamentario asegura que ahora no piensa en dimitir

Quiroga, a quien el sector alavés le dio la espalda en el último congreso por prescindir de Iñaki Oyarzábal, vuelve a abrir otro frente de disputa a solo tres meses de las elecciones. Quiroga desautoriza esta vez a los órganos del partido en Gipuzkoa al relevar a Gómez. Aduce que en San Sebastián era necesaria una “renovación en las formas de hacer política”. En 2011, los cinco concejales que comparten grupo con Gómez reclamaron al entonces presidente vasco, Antonio Basagoiti, que intercediera para “poner fin a los graves problemas de convivencia” que tenían con Gómez.

Dos años después, el portavoz se quedó solo, sin apoyos en el equipo municipal. Los cinco exigieron a la dirección el cese de Gómez por su “falta de liderazgo” y su “comportamiento absolutamente personalista”. Estos mismos cargos firmaron ayer otra carta en idénticos términos tras conocer la determinación del comité electoral de nombrar candidato a Gómez. En el escrito ratifican su distanciamiento con el portavoz y recuerdan que Sémper se comprometió hace dos años a relevarle al finalizar la presente legislatura. Los concejales piden “revocar” el acuerdo del comité electoral y “cumplir con lo acordado en 2013”.

Albistur, sin trayectoria política, afirmó en una entrevista con EL PAÍS que es una persona que trata de “buscar consensos y huir de los conflictos”. Reconoce que el paso a la primera línea le produce “mucho vértigo”, pero hará valer su “conociminto de todos los entresijos de la política municipal”.

Para el Ayuntamiento de Bilbao, el PP se ha decantado por Eguiluz, que lleva ocho años apartado de la política tras ser concejal en Ermua junto con el asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco y en la capital vizcaína entre 1999 y 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50