Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV y PSE se oponen a la comisión de investigación del ‘caso Kutxabank’

El portavoz parlamentario Joseba Egibar afirma que el objetivo de la petición de EH Bildu es "confundir y desacreditar, no esclarecer"

El PNV  y PSE-EE han anunciado que se opondrán a la creación de una comisión parlamentaria para investigar los pagos presuntamente irregulares de Kutxabank al exdirigente socialista Mikel Cabieces. El portavoz parlamentario peneuvista, Joseba Egibar ha justificado esta decisión porque EH Bildu no pretende aclarar el caso que va a investigar un juzgado, sino que pretende extender "sospechas".

La oposición de penuvistas y socialistas impedirá que la comisión salga adelante. Las razones del PSE para oponerse a la comisión son tres. La primera, que si "se quiere esclarecer lo sucedido, el asunto ya está en vía judicial, y por tanto, se conocerán todos los detalles del mismo". La segunda razón es que si se tratara de dilucidar las responsabilidades políticas del caso, el PSE entiende que por su parte ya están adoptadas con la decisión de Cabieces de causar baja en el partido. En tercer lugar, el PSE considera que el objetivo de EH Bildu al solicitar la comisión es "abrir una causa general sobre el proceso de fusión de las tres cajas de ahorro". 

Egibar ha opinado que la experiencia de pasadas comisiones de investigación demuestra que se usan para desgastar al adversario político en lugar de para esclarecer casos de corrupción o irregularidades, ha dicho en Radio Euskadi.

EH Bildu ha solicitado en el Parlamento la apertura de una comisión para investigar las supuestas irregularidades en Kutxabank. Según Egibar, la coalición abertzale quiere con ello "proyectar sospechas permanentemente, confundir y desacreditar". Por todo ello, ha sentenciado, "vamos a votar la propuesta de EH Bildu con un no".

Ha reconocido que el caso perjudica la imagen de Kutxabank, pero a abogado por cumplir la "obligación institucional y política de preservar esa imagen, depurando lo que haya que depurar, pero sin dejar a Kutxabank al socaire de intereses ajenos".

También ha desmentido de forma tajante que el PNV tuviera conocimiento de la relación laboral entre Kutxabank y Mikel Cabieces y ha añadido que que si existe una ley no escrita para recolocar a altos cargos amenazados por ETA será una ley pactada entre PSE y PP. "El PNV dijo categóricamente que no sabía nada de este tema, ni antes ni durante", ha precisado.

Por otra parte, Egibar ha calificado de "exceso" el sueldo del nuevo presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, que percibirá 800.000 euros brutos al año, un 73% más que los 463.500 euros que ganaba Mario Fernández: "No conozco el mundo de la banca, pero personalmente me parece un exceso, la diferencia salta a la vista, me parece un exceso".