Iturbe seguirá en la dirección aunque el Parlamento exija hoy que dimita

El PNV apura un acuerdo de última hora para evitar que se apruebe el cese

Maite Iturbe.
Maite Iturbe.

Maite Iturbe seguirá siendo directora general de EiTB aunque el Pleno del Parlamento vasco exija este jueves su dimisión, según confirmó ayer EL PAÍS en fuentes solventes. Iturbe, muy cuestionada en las últimas semanas por la posible aplicación de un ERE en las radios del ente público vasco y la presencia del expreso de ETA Mikel Zubimendi en un debate de ETB-1, recibió eset miércoles el explícito apoyo de todo su equipo directivo mediante un comunicado público. En paralelo, el PNV apuraba a última hora de ayer los contactos con todos los grupos parlamentarios para buscar una salida que evite la foto de un entendimiento unánime de toda la oposición en favor del cese del máximo responsable de EiTB, un cargo de reconocida carga simbólica para la imagen de cualquier Gobierno vasco. 

Iturbe seguirá en su cargo a pesar de los insistentes rumores alimentados durante todo el día de ayer y que aventuraban un expreso deseo personal de la directora general de irse en el supuesto de que la oposición sacara adelante su propósito de cese. No abandonará por encima de cualquier resultado adverso.

De momento, tiene el respaldo unánime de los 19 directivos de su equipo de gestión que ayer mostraron su “inquietud ante la utilización interesada de este medio público de comunicación”, en referencia a EiTB, “en el debate entre partidos”. Los directivos “denunciamos actuaciones y pronunciamientos que, yendo más allá de la función de control, causan perjuicio institucional y alteran el funcionamiento normal de la televisión, radio e internet de todos los vascos”.

El comunicado refleja el malestar del equipo directivo de EiTB por el cruce político que marca su gestión y de manera especial en los últimos meses con la acumulación de controversias que, incluso, han obligado a intervenir al Gobierno vasco como ocurrió con la advertencia de su portavoz, Josu Erkoreka, de que el ente vasco debía procurar la libertad de expresión pero también atenerse a los principios del Plan de Paz y Convivencia, en relación a la presencia del exetarra Zubimendi.

La convulsión política tiene su epicentro en las frecuentes posiciones antagónicas registradas en el consejo de administración de EiTB. Incluso, tampoco pasa desapercibido el desencuentro detectado entre los consejeros de EH Bildu y LAB con sus respectivas direcciones, en especial a raíz de la polémica abierta con la aplicación del ERE tras la OPE fallida en las radios públicas. Los consejeros abertzales entienden las razones de la iniciativa de recorte de 49 empleos emprendida por la dirección del ente, pero los dirigentes de EH Bildu y LAB critican los despidos y el consiguiente golpe social que conllevarían hasta el punto de que la coalición soberanista secunda la petición de dimisión de Iturbe.

El PNV buscaba este miércoles denodadamente una salida desesperada ante la petición unánime de dimisión, consciente de que los motivos que esgrime el resto de los grupos no son coincidentes al sumarse las críticas por la línea informativa a la implantación del ERE. La posibilidad de que la regulación de empleo fuera congelada también fue valorada en los contactos de los nacionalistas, en especial durante sus reiteradas conversaciones con EH Bildu. No obstante, esta opción solo es potestad del consejo de administración, donde debería volverse a debatir.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS