Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación da carpetazo a la Universidad Católica de Alicante

La Generalitat archiva el expediente de reconocimiento por defectos de organización e instalaciones insuficientes

Primera piedra en mayo de 2013 de la sede de la Universidad Católica en Sant Joan, con su alcalde, Manuel Aracil, y José Luis Mendoza
Primera piedra en mayo de 2013 de la sede de la Universidad Católica en Sant Joan, con su alcalde, Manuel Aracil, y José Luis Mendoza

La Consejería de Educación ha dado carpetazo al proyecto de Universidad Católica de Alicante, de la que pusieron la primera piedra, en mayo de 2013, el presidente de la institución, José Luis Mendoza, y el alcalde de Sant Joan d'Alacant, Manuel Aracil. 

María José Català, titular del departamento, ha resuelto paralizar el procedimiento y archivar el expediente de esta universidad, al no subsanar deficiencias relativas a la organización, funcionamiento e instalaciones que le había reclamado la consejería. Así lo refleja la resolución publicada este martes en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

La solicitud de José Luis Mendoza Pérez, presidente de la Fundación Universitaria San Antonio, de Murcia, puso en marcha el 16 de mayo de 2013 todo el procedimiento administrativo para reconocer legalmente la que sería cuarta universidad privada de la Comunidad Valenciana.

En marzo y abril de 2014, la consejería hizo sendos requerimientos a Mendoza, uno para que subsanara la redacción de las  "normas de organización y funcionamiento" presentadas, porque no se ajustaban a la Ley Orgánica de Universidades. También se le pidió que corrigiera "deficiencias en cuanto a la justificación de la posibilidad de uso de las instalaciones que albergaría" la futura universidad, cedidas por el Ayuntamiento de Sant Joan de Alacant, de acuerdo con el decreto que regula creación y reconocimiento de universidades.

La resolución de la consejera dice que la documentación sobre las instalaciones entregada está "supeditada a una serie de condiciones y por un tiempo insuficiente para el desarrollo del proyecto".

José Luis Mendoza no aportó ninguna de las documentaciones requeridas para subsanar los defectos detectados en la solicitud. En consecuencia, la Consejería de Educación cierra el procedimiento de reconocimiento de esta universidad y archiva las actuaciones del expediente abierto con este fin.

Cabe la posibilidad de que la fundación católica murciana solicite la implantación de un centro adscrito a la universidad matriz, pero esa solicitud no se ha producido por ahora, asegura el gabinete de la consejera.