Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS

Fomento anuncia que el AVE vasco estará “en funcionamiento” en 2019

La ministra Ana Pastor visita en Bergara las obras de la 'Y vasca' y adelanta un año los plazos previstos para culminar el proyecto ferroviario

La ministra de Fomento, Ana Pastor, visita en Bergara las obras del AVE vasco.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, visita en Bergara las obras del AVE vasco. efe

La red ferroviaria que unirá en alta velocidad las tres capitales vascas, conocida como la Y vasca, entrará “en funcionamiento en 2019”, un año antes de los plazos que el Gobierno vasco le ha venido exigiendo al Ministerio de Fomento. La ministra del ramo, Ana Pastor, puso ayer fecha a la culminación de un proyecto ferroviario que, según dijo en una visita a las obras en Bergara, ya “no tiene marcha atrás”.

Pastor se lanzó a fijar un calendario “concreto” para “dar certidumbre” al AVE vasco cuyos trabajos han recuperado el brío después de un periodo de impás por la falta de recursos. “Por lo tanto, si no hay ningún problema técnico, podemos asegurar que la Y vasca estará en funcionamiento en 2019”, manifestó la ministra.

Hasta ahora, Fomento se había resistido a poner fecha a la puesta en servicio del trazado vasco. La consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, que ayer le acompañó en la visita al denominado nudo de Bergara (el punto donde confluyen los tres ramales del trazado), le exigió a la ministra en octubre pasado que pasase “de la teoría a los hechos” y declarase “prioritaria” la red ferroviaria vasca para que funcione en el año 2020. Un mes después, vino la contestación: “Si todos los gobiernos invierten lo que está invirtiendo este Gobierno estará finalizada mucho antes de 2020”, dijo Pastor en un pleno del Congreso.

A pie de obra, Pastor se reafirmó ayer en que el ministerio que dirige “va a llevar a cabo los compromisos adquiridos” para cumplir los plazos previstos. En el repaso pormenorizado que hizo de los trabajos que quedan pendientes, anunció que este año estarán contratados los tres tramos que restan del segmento Vitoria-Bilbao. Así, en el primer semestre se adjudicarán los tramos Mondragón-Bergara, sector Angiozar y Atxondo-Abadiño.

Del nudo de Bergara, que ya tiene en obras del sector Kobate, saldrán a concurso antes de marzo los tres sectores que faltan (Zumelegi, Elorrio-Bergara y Elorrio-Elorrio). A lo largo de este año, según la ministra, se espera que el Gobierno vasco concluya las obras de plataforma de seis tramos (Bergara-Bergara, Bergara-Antzuola, Ezkio-Ezkio, Tolosa, Andoain-Urnieta, Urnieta-Hernani).

El AVE vasco comenzó a construirse en octubre de 2006 en el tramo Arrazua-Legutiano, seis meses después del acuerdo de financiación firmado entre Fomento y el Departamento de Transportes del Gobierno vasco, con un montante presupuestario de 4.178 millones de euros. Del total, 1.642 milones corresponden al ramal guipuzcoano (Bergara-Irún), que sufraga inicialmente el Ejecutivo autónomo y lo detrae de su aportación al Cupo. Pastor indicó ayer que el coste total de la Y vasca será de 5.300 millones, un 27% más de lo previsto en su origen.

En cuanto a los accesos a las capitales, antes del verano se licitarán los contratos para redactar el proyecto del nuevo túnel entre Basauri y Cantalojas y de la estación de Abando. Sobre Vitoria, Pastor explicó que se agilizará la tramitación ambiental simplificada. Más retrasada está la llegada a San Sebastián, que sigue a la espera de encontrar “la solución definitiva” mientras se sigue con “la entrada del tercer hilo” entre Astigarraga e Irún.

Por su parte, la consejera Oregi destacó que la Y es “la obra más importante que ha conocido el País Vasco en las últimas décadas, tanto por su tamaño y dimensión económica, como por el significado que va a tener en la vida de los ciudadanos”. El tiempo de viaje entre las ciudades rondará los 45 minutos.