Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inmobiliaria Edival entra en concurso de acreedores

La empresa no logró llegar a un acuerdo con sus acreedores

Imagen de la sede de Edival en Valencia antes del inicio de la crisis. Ampliar foto
Imagen de la sede de Edival en Valencia antes del inicio de la crisis.

La inmobiliaria Edival, que llegó a ser una de las primeras empresas del sector en la Comunidad Valenciana, ha entrado en concurso de acreedores. El juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia ha dictado la declaración de concurso que había sido solicitada por la sociedad después de no poder llegar a un acuerdo con sus acreedores.

Edival, dirigida históricamente por Manuel Puchades, al que tras su fallecimiento sucedió su hermana Teresa, ha conseguido capear siete años muy complicados para el negocio inmobiliario sin recurrir a la suspensión de pagos, que ahora se ha hecho, sin embargo, inevitable.

A partir de ahora, la sociedad será gestionada por un administrador concursal, y en un mes los acreedores deberán comunicar sus créditos para incluirlos en la relación prevista en la legislación concursal.

La compañía, que además de en la Comunidad Valenciana tuvo una importante presencia en otras comunidades, como Murcia y Madrid, y que promovió numerosas promociones de protección oficial, alcanzó en los años del auge de la construcción grandes resultados.

En 2006, por ejemplo, tuvo una cifra de negocios de 144 millones y 22,6 millones de beneficios, un 39% más que en el ejercicio anterior. Al llegar la crisis, sin embargo, Edival tenía una deuda con los bancos cercana a los 500 millones de euros que no ha conseguido digerir por sí misma.