Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid dice que los 425 euros a parados y la RGI son incompatibles

El Gobierno estudiará un eventual recurso contra la regulación desde el Ejecutivo central de una competencia autonómica

Todavía está en fase de borrador, pero el primer mensaje es que los parados vascos de larga duración con responsabilidades familiares y que han agotado todas las protecciones, no podrán acogerse a la ayuda de 425 euros que el lunes pactaron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y los sindicatos CC OO y UGT. Ese hecho no les va a perjudicar porque en Euskadi ya disponen de la RGI que es de superior cuantía. A quien perjudica es a la Administración vasca que pensaba completar desde los 425 que iba a pagar el Estado hasta los más de 600 a los que tienen derecho en Euskadi, y ahorrarse de esa manera unos millones con ese colectivo que no es especialmente cuantioso.

El Gobierno estudiará un eventual recurso ya que al ser una medida del ámbito de las políticas activas de empleo, de competencia autonómica, no tendría sentido que la ayuda fuera regulada por el Gobierno central. El portavoz del Gobierno Josu Erkoreka explicó que “es necesario hacer un análisis para ver de qué manera se ensambla esta actuación del Gobierno central con la RGI para que no salgan perjudicados los vascos”, dijo ayer.

También reconoció que hay que esperar a conocer el contenido del decreto que regulará este nuevo programa de apoyo a los parados de larga duración para fijar posición y anunciar una respuesta que podría ir desde la demanda política hasta el recurso ante el Tribunal Constitucional.