Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los afectados de Fagor y Edesa exigen su dinero ante el congreso de MCC

Aseguran que asumen la pérdida de su capital social, pero siguen reclamando las aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles

Protesta en San Sebastián de los afectados por las aportaciones de Fagor y Edesa.
Protesta en San Sebastián de los afectados por las aportaciones de Fagor y Edesa.

Varios cientos de damnificados por la quiebra de Fagor Electrodomésticos y Edesa han exigido este lunes la devolución de los fondos que depositaron en las cooperativas en una concentración celebrada en el exterior del Kursaal de San Sebastián, donde se celebra el congreso cooperativo del Grupo Mondragón.

Los manifestantes, convocados por las plataformas Ordaindu y Eskuratu, han recibido en el exterior del palacio a los más de 600 cooperativistas que participan en el congreso con una estruendosa pitada y consignas como "Quién lo diría, el Grupo Mondragón, la vergüenza de Euskal Herria".

Los congregados, quienes han perdido los ahorros que depositaron en Fagor Electrodomésticos y Edesa en forma de aportaciones voluntarias, préstamos mercantiles y capital social pendiente de devolución, portaban pancartas con lemas como "Fagor, concurso corrupto", "MCC, por salvar Eroski hundisteis Edesa y Fagor" o "Devuelve los ahorros de los jubilados", entre otros.

Estas organizaciones representan a cerca de 1.500 personas, antiguos socios de las dos cooperativas concursadas, que han perdido unos 40.000 euros en ahorros de media, hasta sumar una cantidad total estimada de 54 millones de euros, según los datos aportados por el portavoz de Ordaindu, Mikel Olabe.

Reciben con consignas críticas a los congresistas ante el Kursaal

Los afectados piden al Grupo Mondragón que negocie la devolución de estos fondos tras la quiebra de Fagor y Edesa, pero la corporación se pronunció al respecto el pasado mes de octubre, cuando aseguró de forma "firme y definitiva" que no puede, "de ningún modo", atender estas demandas porque "se trata de peticiones ajenas a la naturaleza y realidad" del grupo y para las que además "no cuenta siquiera con competencias".

Una vez iniciado el congreso, los afectados han recorrido en manifestación el centro de San Sebastián, tras lo que han dado a conocer un manifiesto en el que aseguran que "se han perdido" muchos de los "valores morales y éticos" que inspiraron el modelo cooperativo.

Los exsocios de Fagor y Edesa aseguran que asumen la pérdida de su capital social, como ha ocurrido en otras cooperativas, pero siguen reclamando el dinero que invirtieron en forma de aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles. Algunos de ellos reclamaron la devolución de estas aportaciones antes incluso de que Fagor Electrodomésticos solicitara el concurso de acreedores, pero la cooperativa no reintegró los fondos.

"Los argumentos éticos son importantes, pero entendemos que los argumentos penales y jurídicos que tenemos también lo son. Sería triste que, pudiéndose alcanzar un acuerdo limitado a nuestras reclamaciones y plausible, tuviéramos que meternos en demandas que dieran lugar a un resultado de consecuencias ilimitadas e impredecibles", sostienen los damnificados.