Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
justicia

Los fiscales urgen una reforma procesal para atajar la corrupción

Calparsoro cree que la vía del castigo es un remedio “parcial”

Fiscales de Euskadi, Cantabria, Navarra y La Rioja participan este jueves en un curso en San Sebastián.
Fiscales de Euskadi, Cantabria, Navarra y La Rioja participan este jueves en un curso en San Sebastián.

Los fiscales de Euskadi, Cantabria, Navarra y La Rioja abogaron este jueves por acometer una reforma procesal que permita “facilitar las diligencias de investigación” del Ministerio Público en los casos relacionados con la corrupción, porque, según el fiscal superior vasco, Juan Calparsoro, la actual ley procesal “se ha quedado anticuada”. La necesidad “urgente” de aumentar los medios materiales y de “reforzar la especialización” en la Fiscalía fueron, asimismo, dos de las principales preocupaciones de la carrera fiscal.

Calparsoro clausuró en San Sebastián un curso monográfico sobre “El Ministerio Fiscal y la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada”, organizado por la Asociación de Fiscales y en el que los profesionales coincidieron en que la actual ley procesal debe renovarse para modernizar la instrucción penal, introducir plazos tasados de investigación para “agilizar” las causas relacionadas con la corrupción y evitar que estas se demoren en exceso. El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ya dijo recientemente que hay que reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) porque está pensada para el “robagallinas” pero no para el “gran defraudador”.

Al respecto, el fiscal Conrado Sáiz manifestó a Efe que es necesario que la fase de instrucción del procedimiento penal registre “algún tipo de modificación que permita agilizar la instrucción y la investigación judicial”. “Hay que corregir la cantidad de recursos que tiene el propio procedimiento. Son precisos mecanismos que agilicen el enjuiciamiento de estos grandes procedimientos de corrupción”, destacó.

La carrera fiscal reclama “más medios” y reforzar la “especialización”

Los fiscales volvieron a reclamar “más medios materiales” para combatirlos. Durante el debate surgió el caso de la Fiscalía de Barcelona, que cuenta con 27 policías adscritos en exclusividad al Ministerio Público, una situación que no se da en ningún otro lugar de España. En este sentido, Calparsoro aseguró a este diario que “en Euskadi todavía estamos en mantillas”. Y añadió “la especialización” de los fiscales como un factor “fundamental” para que la persecución penal de los corruptos sea más efectiva, dado que en la investigación de estos casos “es preciso tener conocimientos de economía, contabilidad, derecho administrativo y contratación pública, derecho urbanístico, mercantil, bancario...”.

A estas cuestiones, el fiscal superior vasco sumó una reflexión durante el cierre de la jornada al afirmar que no se puede erradicar el crimen organizado y la corrupción “simplemente mediante el castigo y la neutralización de los criminales”. “El castigo a lo sumo alcanza a dar una satisfacción parcial a sentimientos irracionales de repulsa naturalmente suscitados por los hechos criminales sin aportar soluciones a los mismos”, manifestó ante los profesionales.

Josu Izagirre, fiscal jefe de Álava, uno de los directores del curso, aseguró que “no se puede decir que el combate contra la corrupción pertenece a un determinado ámbito o una determinada región, sino que debe contar con una dotación estructural”.

 

Más información