Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El joven preso y absuelto por Can Vies pide al Estado que le indemnice

Sergi Rubia reclama 7.400 euros tras pasar 22 días en la cárcel, de forma provisional, por unos altercados en los que no participó

Sergi Rubia, el joven que permaneció 22 días en prisión provisional por los disturbios de Can Vies y que finalmente fue absuelto, ha pedido al Estado que le indemnice. La abogada del auxiliar de enfermería ha enviado esta semana al Ministerio de Justicia una reclamación patrimonial por los días que Rubia pasó “injustamente” en prisión. El escrito, que solicita una indemnización cercana a los 7.400 euros, subraya que, al instruirse la causa contra él por el procedimiento de urgencia, no se pudo “escuchar a testigos” que habrían disuadido de ingresarle en prisión.

La Guardia Urbana detuvo a Rubia la medianoche del pasado 28 de mayo, durante los altercados por el desalojo del centro social okupa de Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona. Le acusaron de haber colocado un contenedor junto a otros que estaban ardiendo en mitad de la calle. El juez de instrucción le envió a prisión y la fiscal pidió para él cuatro años y diez meses de cárcel. En la vista oral, sin embargo, los testigos desmontaron la versión policial. Un vecino del barrio afirmó que estuvo hablando con él hasta que se produjo la carga policial y subió a casa; cuando volvió a bajar, el joven estaba esposado, por lo que no tuvo tiempo material de mover nada. El juez, de hecho, absolvió a Rubia.

Desde 2010, es casi imposible lograr una compensación del Estado por un ingreso en prisión provisional. El Tribunal Supremo dictó que solo se abonará en el caso de demostrar, no ya que el acusado es inocente, sino que los hechos no existieron. La abogada de Rubia, Nahxeli Beas, se apoya en el relato el vecino para concluir que no hubo movimiento de contenedores en la calle. Además de 3.200 euros, pide otros 3.500 por daños y perjuicios y el pago del salario mínimo por el tiempo que Rubia tuvo que dejar de trabajar.