Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turismo destina 18 millones para reducir la estacionalidad

La iniciativa está formada por 266 actividades dirigidas a atraer nueva demanda

El consejero de Turismo durante la presentación del plan. Ampliar foto
El consejero de Turismo durante la presentación del plan.

La Junta de Andalucía destinará más de 18 millones de euros a la ejecución del Plan contra la Estacionalidad Turística del Litoral Andaluz 2014-2016. Una iniciativa que está formada por 266 actuaciones dirigidas a conseguir la homogeneidad de la actividad turística durante todo el año y atraer nueva demanda.

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha presentado este plan este viernes en Málaga y ha señalado que su objetivo principal es reducir cada año un 5% la tasa de plazas cerradas en invierno. La iniciativa se desarrollará durante 18 meses en 57 municipios de Huelva, Cádiz, Málaga, Granada y Almería, exceptuando las capitales de estas cinco provincias.

Rodríguez ha asegurado este viernes que en el último año la tasa de estacionalidad se ha reducido un 9%. “Somos conscientes de que siempre habrá crestas y mayor concentración en verano”, explicó el consejero, quien ha añadido que esto se debe a la oferta de sol y playa de la comunidad. El objetivo que se propone la Junta es, sin embargo, que las “diferencias vayan reduciéndose paulatinamente, de tal manera que la estructura turística de Andalucía en los próximos años sea lo más lineal posible”, ha matizado.

Andalucía cuenta con un magnífico clima, grandes profesionales y recursos para estar en primera línea turística los 12 meses del año

Rafael Rodríguez, consejero

Andalucía no puede permitirse “el lujo” de cerrar su oferta en temporada baja porque “cuenta con un magnífico clima, grandes profesionales y multitud de segmentos y recursos para estar en primera línea turística los 12 meses del año”, ha asegurado Rodríguez. Por ello, la lucha contra la estacionalidad es parte de la estrategia de la Consejería de Turismo en su intento de convertir a la región en un destino principal “en agosto y en febrero”.

La primera batería de actuaciones ya se ha puesto en marcha, con un presupuesto de más de seis millones de euros, y se ejecutarán entre octubre de este año y marzo de 2015 y el mismo periodo de la temporada siguiente. Estas primeras acciones van dirigidas a aumentar el número de visitantes en esta época, mantener y crear empleo y evitar el cierre de alojamientos turísticos. Además, el plan cuenta con 47 actuaciones, con un importe de más de 11 millones de euros, para impulsar estrategias de diversificación de la oferta gracias al diseño de productos singulares, actuaciones de marketing o incentivos fiscales.