Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irún exige una rectificación de Txarola por los “insultos” recibidos

La presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa equiparó los alardes con la violencia sexista

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Irún ha exigido esta mañana una rectificación pública de la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Lohitzune Txarola, después de que esta afirmara ayer, día internacional contra la violencia sexista, que "los alardes privados son la imagen más nítida, masiva y pública de violencia contra las mujeres que vivimos en Gipuzkoa". Los concejales del PSE, PNV y PP han aprobado una declaración para denunciar lo que consideran un insulto para el municipio. De hecho, el texto refrendado apunta que Txarola "ha insultado de nuevo de manera grave" a la ciudad.

Txarola remitió un comunicado ayer a los medios de comunicación denunciando el proceder del PSE, partido que había impulsado una iniciativa para que las Juntas aprobaran un decálogo contra la violencia sexista y que finalmente retiró, lo que provocó que la institución fuera la única de las principales de Euskadi que no emitiera ningún comunicado o declaración oficial para condenar las agresiones contra las mujeres. El cambio de proceder del PSE, según explicaron desde el partido, estuvo motivado por un punto, que si bien la propia formación había pactado con Bildu, censuraba, aunque no de forma expresa, la discriminación que sufren las mujeres en los alardes tradicionales de Irún y de Hondarribia. Los socialistas, tras ver que el documento no iba a alcanzar un consenso amplio y tras consultarlo con el propio partido -el PSE gobierna en Irún-, decidieron retirar la propuesta.

El texto aprobado por la Junta de Portavoces de Irún denuncia que Txarola, "como presidenta de la máxima institución del territorio", debe respetar la voluntad de todos los ciudadanos de la provincia "sin ningún tipo de discriminación hacia aquellos que, dentro de la legalidad, ejercen su derecho a pensar de manera diferente".

El texto exige "respeto para la ciudad y la ciudadanía irunesa, en las diferentes formas de ver y de vivir la representación del alarde cada 30 de junio. Añade además que "dejen de hacerse declaraciones falsas y ofensivas contra la ciudad y contra sus hombres y mujeres". El texto, que muestra "el más enérgico rechazo" a la violencia contras las mujeres, también recuerda que Txarola "debería conocer, acatar y respetar" una resolución del Tribunal Supremo que señala que "no parece que pueda afirmarse que la celebración del alarde en su concepción llamada tradicional suponga, en términos de derechos, una desigualdad para las mujeres".

En el mismo sentido se han pronunciado tres asociaciones de mujeres de Irún, Gordezan, Pagoki y Emakume Irundarrak, que colaboran en la organización del alarde tradicional. Las organizaciones han pedido a EH Bildu que "respete la libre opinión de los iruneses", después de que la coalición pidiera la comparecencia del alcalde de Irún, José Antonio Santano, en la Comisión de Igualdad del Parlamento vasco.