Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega: “Si desobedecer es dar la voz a la ciudadanía, he desobedecido”

José Montilla se ofrece para testificar en favor de Artur Mas si se admite la querella

Ortega durante un acto en memoria del Campus Mundet.
Ortega durante un acto en memoria del Campus Mundet. EFE

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, ha asegurado este sábado que la querella presentada por la Fiscalía General del Estado contra ella, Artur Mas y la consejera de Educación, Irene Rigau, es "un acto insólito e incomprensible en un Estado democrático" como respuesta a "una manifestación pacífica de la ciudadanía" como fue la votación del 9 de noviembre.

La querella, ha dicho Ortega, es “un acto insólito e incomprensible en un Estado democrático” frente a lo que, a su entender, fue la consulta: “una manifestación pacífica de la ciudadanía”.

El Gobierno catalán considera que la acción penal refuerza la figura del presidente de la Generalitat, que el próximo martes ha convocado un acto en el que se espera que explique los próximos pasos que dará tras la consulta. Mas no tiene prisa en convocar elecciones anticipadas en Cataluña, como le apremia Esquerra Republicana. Sus cálculos pasan por seguir recuperando perfil político y liderazgo frente a Oriol Junqueras en las próximas semanas. De esa manera se situaría en mejores condiciones para negociar con los republicanos una posible lista conjunta.

En ese contexto la estrategia de CiU pasa por exprimir los réditos que puedan derivarse de la querella y presentar al PP y al Gobierno como el adversario. “Yo no cometeré el error de otros de avanzar lo que va a ocurrir”, ha asegurado Ortega, para recriminar que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, anunciara días antes la presentación de la querella.

El inicio de la acción penal siguió generando este sábado muestras de apoyo a Mas. Su antecesor, el expresidente de la Generalitat José Montilla, se ha ofrecido para declarar como testigo en favor del presidente de la Generalitat. En esa misma línea, Junqueras ha escrito en Twitter que “ante la ofensica de la fiscalía del Estado español haremos lo que haga falta para defender al presidente Mas y las consejeras Ortega y Rigau”.

La vicepresidenta de la Generalitat ha asegurado tener “la conciencia muy tranquila por haber cumplido escrupulosamente con la legalidad” y cuestionó que pueda ser delito “que la ciudadanía se exprese”. Con todo, añadió que “si desobedecer es dar voz a los ciudadanos, he desobedecido”.

Joana Ortega ha mostrado su “respeto” por la actuación de la justicia, aunque calificó de “insólito” el criterio dispar que han mantenido los fiscales de Cataluña y la Fiscalía General del Estado, que ha impuesto el principio jerárquico para que la querella se presentara finalmente.

Más información