Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas se muestra dispuesto a reunirse con Rajoy durante su visita a Cataluña

La Moncloa no tiene constancia de ninguna invitación por los cauces pertinentes

La Generalitat de Cataluña quiere evitar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aborde en solitario la cuestión catalana en un acto de partido y rodeado de dirigentes del PP cuando el 29 de noviembre acuda a Barcelona. Por esta razón el Ejecutivo catalán dijo estar dispuesto a una reunión de Artur Mas con Rajoy en Barcelona para hablar, dijo, tanto de economía como de la delicada situación política de Cataluña. “La puerta de la Generalitat está abierta para dar contenido al diálogo”, resumió ayer el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs quien aseguró que Rajoy está “invitado” a verse con Mas, aunque de momento no ha habido ninguna invitación formal extendida desde Barcelona a La Moncloa.

“Al Gobierno no le consta ninguna petición de entrevista por parte del presidente Mas”, afirmaron ayer fuentes de La Moncloa. La invitación de Homs a Rajoy, mediante una rueda de prensa, contrasta notablemente con la solemnidad con la que la propia Generalitat ha tramitado otras peticiones de encuentros con el presidente del Gobierno. La última visita del presidente del Gobierno a Cataluña fue el pasado 31 de mayo para unas jornadas del Círculo de Economía. Desde entonces, Rajoy no ha vuelto a esa comunidad, aunque sí se reunió con Artur Mas en La Moncloa el pasado julio. El PP está preparando un acto de grandes dimensiones en Barcelona con el que espera ensalzar las ventajas de que Cataluña siga formando parte de España. Se trata de dar más proyección en Cataluña a un mensaje que los últimos meses ha perdido terreno frente a las manifestaciones y actos de carácter independentista.

La Generalitat, sin embargo, quiere forzar a Rajoy a decir claramente si hará algún tipo de oferta para un nuevo encaje de Cataluña en España. Por ello ven necesaria una reunión con Mas, algo que no se ha formalizado por los cauces propios de un presidente de comunidad autónoma.

Homs hizo un diagnóstico negativo de la labor de los últimos meses del Gobierno central hacia Cataluña. La carta de Rajoy respondiendo la petición de Mas de negociar la “consulta definitiva” ha decepcionado a la Generalitat. “No hay nada nuevo”, dijo ayer un lacónico Francesc Homs. “La respuesta de Rajoy es que no tiene ninguna propuesta. No les digo que tenga que darnos la razón en lo que pedimos, sino que debería tener alguna propuesta”, dijo el portavoz catalán. También aseguró que esta posición tiene consecuencias: “No hacer ninguna propuesta es enrocarse y esto acaba generando inestabilidad”. La Generalitat entiende que una buena forma de arrancar el diálogo sería que el presidente del Gobierno o el PP admitieran el “error histórico” de haber impulsado una recogida de firmas contra el Estatuto de 2006. Esta actuación es vista habitualmente por el nacionalismo catalán como el comienzo del proceso de ruptura entre Cataluña y el resto de España.

Ante todo esto, el portavoz insistió en que sería importante que Rajoy accediera a reunirse con Mas en la capital catalana. “Si el presidente del Gobierno tiene que venir a Barcelona es evidente que está invitado a venir a la Generalitat; sería bueno que se produjera este encuentro y si tenemos que cursar la invitación por escrito lo haremos”, dijo.

Pero el PP tiene otros planes. El portavoz de esta formación en el Parlamento catalán, Enric Millo, desdeñó ayer la oferta de la Generalitat. “El presidente del Gobierno puede venir a Cataluña sin necesidad de pedir permiso, sin pedir permiso al señor Homs o al señor Mas”, dijo. Después añadió que “Rajoy acudirá a Cataluña para hacer un acto de partido y eso le permitirá estar en contacto con muchas personas”.

Inicialmente, el PP se había planteado que Rajoy tuviera algún tipo de contacto en Barcelona con dirigentes económicos o sociales , pero esto no figura por ahora en la agenda. Fuentes próximas al Gobierno catalán aseguraron ayer que no confían en que Rajoy acepte la oferta de reunión con Mas y creen que ello evidenciará que “no hay voluntad de diálogo real”. El PSC tampoco espera nada de la oferta de Mas, básicamente porque considera que la invitación de Homs fue hecha con “tono faltón” y con “condescendencia”. “La Generalitat en realidad no quiere dialogar”, sentenció ayer el portavoz de los socialistas catalanes, Maurici Lucena. Con todo, el PSC cree que Rajoy sí debería reunirse con Mas.

Quien precisamente sí visitará Cataluña y mantendrá reuniones con representantes del mundo económico y cultural será el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. El líder socialista acudirá a Barcelona el viernes, con lo que se adelantará al acto del presidente del Gobierno. Sánchez ya estuvo en Cataluña el día después de la consulta alternativa.

Cuatro fechas clave

El escenario político catalán posterior al 9-N no se clarificará antes de dos semanas, a la espera de numerosos actos de varios dirigentes políticos.

Pedro Sánchez, líder del PSOE, se reunirá con representantes del mundo social y económico el próximo viernes en Barcelona.

Josep Antoni Duran marcará el posicionamiento de Unió en unas jornadas el sábado y el domingo.

Artur Mas pronunciará la conferencia Tiempo de decidir, tiempo de sumar el martes 25 de noviembre.

Mariano Rajoy acudirá a Cataluña el día 29 para encabezar un acto del PP. El mismo día la Asamblea Nacional Catalana expondrá su plan a medio plazo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información