El pacto contra el cambio climático y conectar la ‘Y’, objetivos de Oregi

La consejera considera "una urgencia" la reducción de emisiones y apela al Gobierno central a cumplir sus plazos sobre el Tren de Alta Velocidad

La consejera Oregi se dispone a intervenir tras saludar a Anil Markandya.
La consejera Oregi se dispone a intervenir tras saludar a Anil Markandya.fernando domingo aldama

La lucha contra el cambio climático y la conectividad de la futura Y han sido los ejes sobre los que la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco, Ana Oregi, ha basado su intervención en el desayuno informativo del Fórum Europa-Tribuna Euskadi, en Bilbao.

Oregi ha elegido esta comparecencia, la segunda desde su llegada al cargo, para proyectar principalmente la formulación de un pacto institucional contra el cambio climático para que Euskadi alcance en 2020 el umbral de "cero emisiones" de CO2. Presentada por el director de BC3, Anil Markandya, el debate sobre el medio ambiente ha estado presente desde el inicio del acto.

En este contexto ha hecho una radiografía de situación para allanar la petición de un "pacto entre instituciones y sociedad" porque entiende que el cambio climático requiere de una "gobernanza efectiva", pero también "interpela a los ciudadanos". En su predicción, "la apelación al futuro negando la acción del presente significa sacrificar el derecho a la vida". Como dato del importante reto que supone la lucha contra el cambio climático, Oregi ha advertido de que "la inacción total costaría a la economía global entre el 5 y el 20 % de su crecimiento en los próximos años".

Al desbrozar el contenido del pacto propuesto, la consejera idea alcanzar un acuerdo con "las ciudades vascas, con sus ayuntamientos para que conciban su planteamiento futuro en orden a acercarnos al umbral de cero emisiones para 2050".

Plantea un pacto institucional para las reducciones de emisiones en Euskadi

En esta implicación, Oregi se ha detenido en el factor que supone la regeneración urbana. Lo ha presentado como una alternativa económica y de futuro en el contexto de la necesaria recuperación del sector de la construcción, pero desde este aspecto más regenerador que permita una oferta de trabajo a arquitectos y urbanistas que ahora están sufriendo los efectos de la caída de la denominada cultura del ladrillo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En este análisis, ha citado como ejemplo de reconocimiento la recuperación de Bilbao, con un recuerdo al anterior alcalde, Iñaki Azkuna, y expresado en la figura del concejal José Luis Sabas, asistente en la mesa presidencial junto a los consejeros Josu Erkoreka y Estefanía Beltrñan de Heredia, el fiscal superior, Juan Calparsoro, la presidenta del BBB, Itxaso Atutxa y representantes de Confebask, Cebek y las Cámaras de Comercio.

En cuanto a la Y, Oregi no ha sido crítica con los tiempos que maneja la ministra de Fomento, Ana Pastor sobre la ejecución de tan importante obra. Incluso, se ha mostrado comprensiva con los presupuestos asignados para este ejercicio que "permitirán" cumplir con la fecha de 2020 para la entrada en servicio "si se agiliza en los años siguientes".

De momento, la consejera ha preferido centrar su discurso en propiciar una conectividad efectiva de este tren, sustanciada en la expresión "puerta a puerta" que aliente el interés de los usuarios por la prestancia del servicio. Así, se ha propuesto trabajar para la consecución de la llegada interrelacionada del Tren de Alta Velocidad a un destino donde confluyan "el autobús, el Metro, la bici" y coordinados por el billete único para que no haya penalización en el trasbordo.

A su vez, Oregi ha incidido en la importancia de facilitar un servicio de "frecuencias altas" para confirmar las previsiones de Adif que sitúan el servicio entre las tres capitales vascas como el de "mayor demanda potencial de todo el Estado"

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS