Capturados cinco cachorros de la jauría de perros salvajes de Serós

La camada tenía la madriguera a unos cinco kilómetros del corral de ovejas atacado

Cachorros de la jauría de perros salvajes.
Cachorros de la jauría de perros salvajes.Javi Martín

Los agentes rurales han capturado esta mañana cinco cachorros de la jauría de perros salvajes que en las últimas semanas han atacado dos veces el mismo rebajo de ovejas en un corral de las afueras de Serós (Segrià), donde provocaron 223 bajas.

Más información
A la caza del perro salvaje
La Generalitat autoriza a matar a tiros los perros salvajes de Serós
Los perros salvajes vuelven a matar dos ovejas en el mismo corral de Serós
Una jauría de perros salvajes mata 150 ovejas en Serós

El dispositivo de búsqueda desplegado por la Generalitat para capturar vivos o muertos los cuatro perros adultos responsables de los ataques ha dado resultado en parte. Los rurales pudieron localizar el sábado por la tarde, en una de las muchas batidas realizadas en la zona, la madriguera en la que nacieron los cachorros, de entre dos y tres meses de vida, pero no a los canes adultos que alimentaban a la camada. A estos hay pocas esperanzas de capturarles vivos porque son muy escurridizos.

El escondite estaba en el interior de unas tuberías de riego abandonadas en el margen de una finca de frutales del vecino término municipal de Aitona, a unos cinco kilómetros en línea recta del corral donde fue atacado el rebaño. Dos de los cachorros han sido capturados con las jaulas colocadas en una de las bocas de la guarida, pero los otros tres han logrado escapar y los rurales han tenido que correr detrás de ellos para apresarlos con las manos.

A pesar de su corta edad, los cachorros ya han podido demostrar su fiereza mordiendo a uno de los agentes en un dedo. Por sus rasgos se cree que son descendientes de un pastor alemán nacido también en libertad, por lo que dentro de poco se habrían unido al resto de la jauría. Las cinco crías, que están bien nutridas, han sido entregadas a la protectora del Ayuntamiento de Serós.

Llorenç Ricou, jefe de los agentes rurales, ha explicado que se ha decidido capturar a los cachorros para que no mueran de hambre, ya que los adultos no volverán si detectan la presencia humana en el lugar del escondite. “Creemos que ahora bajará la presión sobre el ganado y el grado de agresividad de los adultos, que no volverán a la madriguera al no tener necesidad de alimentar a las crías”, ha señalado Ricou.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los agentes rurales mantienen el dispositivo desplegado para tratar de capturar la jauría de perros salvajes que continúa en libertad. Se cree que en la zona actúan dos grupos de cuatro y seis perros salvajes y el objetivo es cogerlos vivos o muertos. Para ello la Generalitat ha autorizado el uso de armas de fuego.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS