Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aburto prepara un decreto para ligar ayudas de conciliación y renta

El objetivo sería introducir los ingresos como criterio para conceder las ayudas y determinar su cuantía

El Departamento de Empleo y Asuntos Sociales está trabajando ya en la reforma de la normativa que regula las ayudas a la conciliación de la vida familiar y laboral y las familias con hijos para establecer una mayor relación entre su cuantía y la renta y patrimonio de las familias. La reforma verá la luz previsiblemente a lo largo de 2015.

El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, viene defendiendo desde hace tiempo la necesidad de abrir una reflexión sobre la estrategia para el fomento de la natalidad a través de estas ayudas y uno de los elementos del debate debe ser vincular ayudas y renta. El objetivo sería introducir los ingresos como criterio para conceder las ayudas y determinar su cuantía.

La legislación actual establece una relación entre cuantía y renta familiar sólo en el caso de la ayuda por el primer hijo o hija, pero en el resto (ayuda por segundo hijo y posteriores, ayuda por reducción o excedencia de jornada laboral para cuidar hijos o mayores, y ayudas para la contratación de cuidadores de hijos o ancianos) se conceden por igual a todos al margen de sus ingresos.

Aburto anunció a principios de septiembre que esta situación va a cambiar en el futuro de manera que este tipo de ayudas económicas estarán siempre ligadas a la renta familiar.

Se quiere potenciar que las parejas opten por tener un segundo o tercer hijo

Este futuro está más cerca de lo que parece. El Departamento de Empleo y Políticas Sociales trabaja desde hace tiempo en la redacción de un nuevo decreto o decretos para cambiar la actual normativa y fijar diferentes cuantías en todos los tipos de las ayudas dependiendo de los ingresos de los solicitantes: las familias con menos ingresos recibirán más dinero y viceversa.

Fuentes del Gobierno vasco explican que el equipo que lidera Aburto está elaborando un primer borrador que tras superar los pertinentes controles internos de carácter legal y económico se convertirá en anteproyecto y saldrá a información pública. No hay plazo para su aprobación y entrada en vigor, pero debería estar listo hacia mitad de 2015.

Otra de las ideas que maneja el Gobierno en este ámbito es suprimir la ayuda al primer hijo al entender que resulta inocua a la hora de llevar a una pareja a decidir tener descendencia y concentrar el esfuerzo económico en potenciar que las parejas opten por tener un segundo o tercer hijo. Este cambio, en principio, no será recogido en estos nuevos decretos y quedará así para más adelante.