Cecilia Roth: “sin libertad no hay oficio de actor”

La actriz de 'Todo sobre mi madre' recibe el Mikeldi de Honor en el festival bilbaíno

Cecilia Roth frente al cartel de Zinebi.
Cecilia Roth frente al cartel de Zinebi.Fernando Domingo-Aldama

Cecilia Roth (Buenos Aires, 1956) está en Bilbao. La actriz argentina ha llegado a la capital vizcaína para recibir durante la jornada de apertura del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje Zinebi el primer Mikeldi de Honor (con nombre del mítico cine) del año. El premio lo recibirá este viernes por su "libertad y madurez interpretativa" y por sus aciertos profesionales. Así lo ha demostrado ella: "sin libertad no hay oficio de actor, porque este oficio está vinculado a la libertad de poder decir lo que uno quiere transmitir".

Cecilia Roth ha reflexionado sobre su carrera profesional en una conferencia de prensa horas antes de recibir el premio con la forma del ídolo animal. La actriz tiene una carrera muy ligada a la movida madrileña y a las películas del director Pedro Almodóvar, así como, en los 90, al cine del argentino Adolfo Aristarain.

La protagonista de películas como Un lugar en el mundo (Adolfo Aristarain, 1992), Martin Hache (Aristarain, 1998) o Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999) y, en 2013, Los amantes pasajeros (Almodóvar), ha agradecido que se reconozca con un premio "el acto libertario de encarar este oficio desde esa libertad".

Tráiler de Todo sobre mi madre.

Ha confesado que, tras conocer que le había sido concedido el galardón, lo primero que pensó fue que "en algún lugar del planeta" se vio lo que había hecho y que se devuelve "con tanta generosidad" como corazón entregó en sus trabajos. La actriz argentina ha agregado que la concesión de un premio, para ella, significa que "aquello que uno, imaginariamente, hace para la gente más cercana, tus amigos, tus padres, tus hijos, de pronto se convierte en algo que trasciende a mucha gente y eso es muy impactante".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"No creo que yo pudiera haber hecho con la libertad que hice Todo sobre mi madre si no hubiera existido antes Martín Hache, si no hubiera existido antes Un lugar en el Mundo o Una noche con Sabrina Love o Kamchatka o tantas otras que dan la posibilidad de que haya un crecimiento personal", ha expresado. "Ninguna película es más importante que otra, sino que una es la razón de otra".

Preguntada por sus recuerdos de una película para unos emblemática y para otros maldita como es Arrebato (1980) del cineasta vasco Iván Zulueta, Roth ha expresado su "profundísima admiración" por la "libertad, como artista", que tuvo. Ha agregado que es "esa libertad, precisamente, la que hizo que fuese incomprendido por tanta gente en aquella época, pero fue un realizador de una enorme vanguardia que ha contado en pocas películas, lamentablemente, su universo extraordinario, diferente, único y singular".

Tráiler de Arrebato (1980) de Iván Zulueta.

Cecilia Roth ha explicado que el realizador vasco "fue quien de alguna manera trazó ese vínculo definitivo que hay entre actuar y ser libre". "Iván Zulueta es, sin duda, un ejemplo de lo que dije antes de que no puede haber oficio de actor sin libertad".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS