Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat, el PSOE y el PP han negociado hasta última hora el 9-N

"Ha habido conversaciones, y eso suaviza", dice Joan Rigol, que ha hablado con Pedro Arriola (PP) y José Enrique Serrano (PSOE)

Joan Rigol (derecha), ayer junto a Mas y Núria de Gispert
Joan Rigol (derecha), ayer junto a Mas y Núria de Gispert AFP

La consulta de mañana en Cataluña ha sido negociada hasta última hora por emisarios del Gobierno catalán, del Ejecutivo de Mariano Rajoy y del PSOE. El presidente del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, Joan Rigol, ha mantenido durante meses negociaciones con el asesor de Rajoy Pedro Arriola y José Enrique Serrano, diputado del PSOE. El Periódico revela hoy las conversaciones, que han querido que sean discretas.

Las reuniones se han desarrollado durante todo el proceso soberanista, y el momento más tenso se produjo a finales de 2013 cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, convocó la consulta para el 9 de noviembre sin haberlo hablado antes con el Gobierno. Hacía meses que Arriola y Rigol hablaban del derecho a decidir en secreto. En enero de este año, pocos días después del anuncio de Mas, se unió a los encuentros José Enrique Serrano, jefe de gabinete de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y actual diputado en el Congreso. Serrano fue colocado en las conversaciones por el entonces líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ha continuado con Pedro Sánchez.

Preguntados por El Periódico, ni Arriola ni Serrano han confirmado las conversaciones. Por la parte catalana, la Generalitat apunta que es una iniciativa personal de Rigol. El expresidente del Parlamento catalán ha dicho esta mañana en una entrevista a RAC1 que "ni confirma ni desmiente" las conversaciones, pero las ha detallado durante la entrevista: "Ha habido conversaciones, y esto suaviza los pinchos", ha dicho el expresidente del Parlamento catalán, que ha dejado entrever que Mas estaba informado. Después de enmarcar las conversaciones en su deseo personal de dialogar con Madrid, mantenida durante toda su carrera política, ha concluido: "Lo hago cuando creo que es necesario comunicándole a mi presidente. Todos saben que he sido fiel a cualquier demanda que me ha hecho cualquiera de los presidentes": Los líderes del resto de partidos favorables a la consulta no estaban informados de las reuniones.

Rigol ha defendido su derecho a mantener conversaciones discretas sobre la consulta y a continuarlas después de haber sido escogido presidente del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, que reúne al Gobierno catalán, a partidos, y a entidades favorables al 9-N: ¿Han servido de algo, las reuniones? Rigol tampoco ha resuelto esta duda: "Algunos me dicen que sí, otros me dicen que no mucho", ha dicho, y ha añadido: "En Madrid es muy difícil tener un pacto. Para ellos, a veces, el pacto parece una debilidad"