Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas ‘externaliza’ la campaña del 9-N para evitar su impugnación

Las entidades municipalistas distribuirán los carteles a los ayuntamientos

La campaña de la Generalitat para la consulta alternativa del 9 de noviembre también se ha diseñado para evitar una impugnación inmediata por parte del Gobierno. Los actos informativos, que comienzan hoy con la inserción de anuncios en prensa escrita, han sido pensados para dar a conocer la consulta pero sin llamar directamente a la participación. “Es una campaña puramente informativa y pedagógica”, aseguró ayer el secretario de Comunicación de la Generalitat, Josep Maria Martí. Además, la campaña se ha externalizado en parte y serán las asociaciones municipalistas, de naturaleza privada, las que la promoverán.

“Nuestra obligación es hacer una campaña meramente informativa para que no haya nadie en Cataluña que no sepa que el 9 de noviembre culmina un proceso participativo, y para que se sepa quién puede votar, dónde puede votar y cómo puede votar con todas las garantías”, precisó Martí, quien destacó el “interés público” del 9-N para justificar la campaña informativa.

El lema de la campaña es 9-N/2014. Tú participas, tú decides. El anuncio en prensa consta de tres carteles de diferentes colores en los que se informa a los catalanes sucesivamente de quién puede votar, dónde y cómo. La Generalitat no dio ayer el coste de la campaña.

Colaboración de alcaldes

El Gobierno catalán es consciente de que esa primera parte del despliegue propagandístico sí podría ser impugnada por el Gobierno central. Por esta razón ha diseñado una segunda campaña, que promoverán las entidades municipalistas entre los ayuntamientos. De hecho, ayer el Gobierno hizo entrega pública del material de campaña a los representantes de la Asociación Catalana de Municipios y a la Asociación de Municipios para la Independencia. No acudió al acto la Federación de Municipios de Cataluña, históricamente vinculada al PSC.

El objetivo es que estas entidades privadas distribuyan entre los Ayuntamientos los diseños de cartelería y publicidad para que sean ellos mismos quienes lo impriman y distribuyan. Con esta fórmula la Generalitat intenta que no se le pueda acusar de estar presionando directamente a los ayuntamientos para que hagan campaña.

El Gobierno catalán ha pedido así mismo colaboración a los medios de comunicación públicos para que organicen debates y espacios informativos sobre la consulta. Los partidos políticos soberanistas también harán campaña, especialmente a partir del 30 de octubre.

Más información