Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las entidades reprochan a los partidos la falta de acuerdos contra la pobreza

Una plataforma que agrupa a 4.200 ONG pide un sistema fiscal más justo y más lucha contra el fraude fiscal

Miembros de la Plataforma Pobreza Cero realizan una perfomance delante de la Agencia Tributaria.
Miembros de la Plataforma Pobreza Cero realizan una perfomance delante de la Agencia Tributaria.

Hace siete meses que el Parlament realizó el pleno monográfico contra la pobreza y la desigualdad. Ayer, las entidades sociales aprovecharon el día internacional para la erradicación de esa lacra para denunciar los exiguos resultados de las resoluciones y reprocharle a todas las fuerzas políticas la falta de “un acuerdo de mínimos” para poner fin a la realidad que vive el 20% de los catalanes que es pobre.

La conmemoración comenzó en la mañana. Las entidades agrupadas en la Plataforma Pobreza Cero se concentraron delante de la oficina de la Agencia Tributaria en la plaza barcelonesa de Letamendi. Allí hicieron una performance donde pusieron la primera piedra de un sistema fiscal más justo que “favorezca el Estado de bienestar y nos permita una vida más digna”, aseguró Teresa Crespo, presidenta de ECAS, que recordó que la evasión y el fraude impiden que 60.000 millones de euros entren en las arcas públicas.

En un manifiesto, piden a los tres niveles de la Administración un mayor compromiso contra el fraude fiscal. Xavi Casanovas, miembro de la plataforma, recordó el “agravio” que implica que las rentas de trabajo tributen un 52% mientras que las de capital solo solo lo hagan por el 27%. Crespo también resaltó la falta de inspectores de Hacienda: ahora es de uno para cada 1.928 ciudadanos. En Alemania, 729 por habitante.

Ya en la tarde, se realizó el acto central de la jornada, en el Centro Cívico Besòs. El Departamento de Bienestar aprovechó para anunciar que ya ha adjudicado la partida extraordinaria de 2,5 millones de euros para las entidades que luchan contra la pobreza. Una noticia que fue bien recibida por el tercer sector, gravemente afectado por los recortes. Aunque indispensables, estas ayudas son solo un paliativo para un problema con raíces más profundas. Y cuyas soluciones necesitan un consenso político que no llega.

Àngels Guiteras, la presidenta de la Mesa del Tercer Sector, lamentó en su discurso que en cuatro años no se haya firmado el pacto contra la pobreza —el programa que estructurará la estrategia autonómica— y pidió “unidad y voluntad”. Para Guiteras es urgente un sistema de rentas mínimas incluyendo una reforma urgente de la Renta Mínima de Inserción (RMI) y ampliar la cesión de los pisos vacíos por parte de los bancos.

Paralelamente, ayer en una jornada de Federación de Entidades de Atención y Educación a la Infancia y a la Adolescencia, (Fedaia), la pobreza infantil centró el debate durante el fórum anual de la entidad. Jaume Clupés, su presidente, recordó que mientras la media europea de inversión en infancia es del 2,2%, en Cataluña solo es del 0,9%.