Un barrio de Cádiz, sin agua por la presencia de bacterias

El abastecimiento se hará con camiones cisterna mientras se busca el foco de la infección

La empresa municipal Aguas de Cádiz ha acordado el corte del abastecimiento en varias zonas del barrio de Loreto, en la capital gaditana, después de que un análisis haya detectado la presencia de bacterias en el suministro. La medida afecta a 13.500 personas, según cálculos de los vecinos. Mientras que los técnicos detectan el foco de la infección, el abastecimiento se realizará con camiones cisterna.

La zona de Loreto sufrió el pasado 29 de septiembre un corte del suministro acordado por Aguas de Cádiz después de recibir la denuncia de muchos clientes alertando de que el agua olía mal. El corte preventivo se alargó todo un día, situación que provocó la indignación vecinal y terminó en una manifestación que cortó el tráfico de una de las dos principales avenidas de Cádiz. El Ayuntamiento explicó entonces que se había cortado el abastecimiento hasta comprobar que no había riesgo para los consumidores. Desde el incidente se vienen realizando análisis periódicos coordinados por técnicos de la Universidad de Cádiz y Aguas de Cádiz.

Según el último de los estudios realizados, conocido en la mañana del lunes, las muestras arrojaban “un valor no óptimo del agua por la presencia de bacterias”, dice el Ayuntamiento en un comunicado. Esto llevó, en aplicación al reglamento de abastecimiento de la Junta de Andalucía, a suspender temporalmente el servicio. La empresa municipal ha informado ya de la situación al Servicio Andaluz de Salud (SAS) y ha contratado una empresa homologada para suplir la falta de agua con camiones cisterna.

Los técnicos de la compañía han ido visitando los edificios del barrio para tratar de detectar el foco del problema, una labor coordinada con los técnicos del SAS. El Ayuntamiento ha explicado que el servicio no se repondrá hasta que se haya solventado completamente la situación. La empresa recuerda que desde que se produjeron las denuncias por el mal olor el 29 de septiembre ninguno de los análisis realizados hasta ahora había incluido algún dato que motivara el corte del suministro. La presencia de esas bacterias, cuya identidad y origen todavía no se ha especificado, es lo que ha llevado al cierre inmediato de los grifos para impedir que los vecinos consuman agua no potable.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción