Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta abre el edificio turístico que rechazó el Ayuntamiento de Córdoba

El alcalde rehúsa asistir a la inauguración del Centro de Recepción de Visitantes

Interior del nuevo Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba. Ampliar foto
Interior del nuevo Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba.

Tres meses después de que el Ayuntamiento de Córdoba renunciase a gestionar el Centro de Recepción de Visitantes, la Junta de Andalucía asumió este miércoles su promesa de hacerse cargo del mismo, abrirlo y ponerlo en funcionamiento. Este equipamiento público, enclavado junto a la Mezquita y al puente romano, en el núcleo histórico de la ciudad, ofrecerá servicios turísticos y de atención a quienes se acerquen a Córdoba.

“Todo edificio histórico es un relato”, dijo la consejera de Vivienda, Elena Cortés, citando a Carlos Castilla del Pino, en la inauguración. El psiquiatra fue uno de los grandes intelectuales cordobeses que ya alertó, hace más de 40 años, de la necesidad de proteger el patrimonio. “Consideremos este Centro de Recepción de Visitantes como el prefacio a este gran relato que es Córdoba y Andalucía”, prosiguió la consejera de IU.

Es la segunda vez que Cortés está en un acto parecido en el mismo sitio. En enero de 2013 estuvo en la ceremonia de fin de obras y de traspaso del inmueble al Ayuntamiento. Pero el Consistorio, finalmente, no lo quiso. Hace tres semanas entregó a la Junta las llaves y se desprendió definitivamente de este singular edificio diseñado por el prestigioso arquitecto cordobés Juan Cuenca, miembro de Equipo 57. Se ponía así fin a dos años de tensos debates y negociaciones entre las dos Administraciones que nunca se pusieron de acuerdo sobre el modelo de gestión para explotar el edificio. La Junta, con Elena Cortés al frente, defendió siempre el carácter público y por tanto apostaba por una gestión que primase ese aspecto. El Ayuntamiento, por contra, siempre abogó por una un modelo público-privado donde no se ocultaba el fuerte carácter hostelero que iba a cobrar el edificio, de la mano de unos empresarios privados del sector que aspiraban a gestionarlo.

El Gobierno andaluz dice no entender que Nieto renuncie a la obra

Los rescoldos de aquellas diferencias siguen patentes. El teniente de alcalde de Turismo, Rafael Navas, fue el único representante del Ayuntamiento presente ayer en la inauguración. Y una vez más, la delegada de las consejerías de Fomento y Turismo, María de los Santos Córdoba, aseguró “no entender” cómo el Ayuntamiento había renunciado a la gestión del edificio, pero agradeció su colaboración para la apertura.

Por la mañana, el alcalde José Antonio Nieto (PP) excusó su ausencia por su asistencia al Día de la Banderita de Cruz Roja. Aseguró que uno de los pocos gestos de colaboración entre Junta y Consistorio que aún se daban por hechos —el traslado del Consorcio de Turismo al nuevo edificio— no estaba claro que se fuese a producir. Este desaire sorprendió al propio consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, presente en Córdoba. Además, el alcalde insinuó que el Centro de Recepción no estará abierto todo el tiempo, sino en horario de oficina. En esta primera fase de puesta en funcionamiento, la Junta ofrecerá sus servicios de información en el centro, donde personal de Turismo Andaluz atenderá al público. En noviembre se abrirá una exposición permanente en las plantas primera y sótano, con maquetas y pantallas interactivas que recrearán, entre otras temáticas, la recuperación del río como paseo fluvial a su paso por Córdoba. En una segunda etapa, el interés de la Junta es que la Oficina Municipal de Turismo se integre también en el centro, tal como estaba previsto cuando se diseñó este equipamiento.

Este edificio, cuya inversión autonómica ronda los 6,7 millones de euros, se engloba en una intervención general que contó con más de 33 millones de fondos autonómicos para la ejecución de las obras del Plan de Actuaciones en el Puente Romano y Entorno de la Puerta del Puente y de la Calahorra.