Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayuntamiento y Gobierno vasco se enzarzan por el euskera en 2016

Izagirre tacha de "irrespetuosas" las críticas del Ejecutivo por la concesión de 400.000 euros a Kontseilua

El viceconsejero de Cultura amaga con modificar la participación del Ejecutivo en el proyecto de capitalidad

La toma de según qué decisiones en el seno del Patronato de la Fundación San Sebastián 2016 nunca ha sido fácil. Desacuerdos entre las cuatro instituciones representadas, Ayuntamiento y Diputación de Gipuzkoa, ambas gobernadas por Bildu, y Gobierno vasco (PNV) y central (PP), ha habido en varias ocasiones, pero la firma de un convenio con Kontseilua para la organización de un congreso de lenguas minoritarias ha provocado un fuerte enfrentamiento entre el Departamento de Cultura y el alcalde, Juan Karlos Izagirre.

El convenio, que en la última reunión del patronato sólo fue aprobado por Ayuntamiento y Diputación, supone la concesión de 400.000 euros para Kontseilua, el consejo de organismos sociales del euskera, y según los partidos de la oposición (PSE, PP y PNV) en el Ayuntamiento, "afín" a la izquierda abertzale. Un acuerdo para, según han denunciado las tres formaciones, acallar las críticas que desde la propia izquierda abertzale se vertieron contra Pablo Berástegui, recién nombrado director del proyecto, por no saber euskera.

El Gobierno vasco, aunque critico con algunas de las decisiones tomadas en San Sebastián 2016 pero habitualmente comedido, no ha dudado ahora en alzar la voz en contra de un convenio firmado con una asociación con la que no comparte su visión del euskera y por las formas en las que se fraguó el acuerdo.

El viceconsejero de Cultura, Joxean Muñoz, asegura en una entrevista en El Diario Vasco que el Gobierno está "indignado" por el trato recibido. La última reunión del patronato, según detalla, se convocó de forma urgente sin que hubiera justificación para ello y sin que en el orden del día se recogiera la firma del convenio con Kontseilua. Tanto el Ejecutivo autonómico como el central pidieron posponer el encuentro y esperar a la incorporación de Berástegui, pero Izagirre se empeñó "sí o sí" en celebrar la reunión.

"De repente salió un papel que recogía un convenio con Kontseilua que había que aprobar como fuera", relata Muñoz, que critica que Izagirre no facilitara a las instituciones la documentación necesaria para determinar la pertinencia o no de suscribir el convenio. "Aparecer con un papel diciendo que hay que aprobarlo sea como sea porque 'nosotros somos cuatro y vosotros tres' va contra la política de acuerdos", señala el viceconsejero, que añade en otro momento de la entrevista que: "estamos dispuestos a decirle al alcalde que si estamos haciendo una capitalidad por la convivencia y por el acuerdo, primero tenemos que aprender a hacerlo entre nosotros. Y una de dos, o estamos ahí o si no, el Gobierno vasco no estará en el 2016 y ya colaboraremos de alguna otra manera".

Izagirre, por su parte, ha tachado esta mañana las críticas de Muñoz de "irrespetuosas". "Ya está bien de darle vueltas a este tema", ha asegurado con cierto enfado en referencia a las múltiples críticas que ha recibido a lo largo de esta semana por la firma del convenio con Kontseilua. "Todo retraso no es bueno y el hecho de que se firme [un convenio] es bueno", ha argumentado el edil quien ha añadido querer "dejar al margen debates, opiniones y críticas más o menos irrespetuosas".

Más información