Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes proconsulta inician una acampada por el 9-N

Los Mossos se llevan las tiendas de campaña de los instalados en la plaza de Catalunya

Dos jóvenes montan la tercera tienda de campaña en Plaza Cataluña
Dos jóvenes montan la tercera tienda de campaña en Plaza Cataluña

Unos 300 estudiantes universitarios se manifestaron ayer por la tarde en el centro de Barcelona para protestar contra la decisión que tomó el lunes el Tribunal Constitucional de suspender la consulta soberanista convocada para el 9 de noviembre. Tras una gran pancarta que rezaba Paramos las clases, activamos la democracia, los jóvenes, convocados por los sindicatos de estudiantes, recorrieron el centro de la ciudad hasta llegar a la plaza de Sant Jaume, coreando lemas como“Convergència, se nos acaba la paciencia”, “Ningún tribunal nos cortará las alas” o “Ni Francia, ni España, Países Catalanes”. Al final de la marcha, algunos participantes acamparon en la plaza de Catalunya.

“Somos la generación del futuro y tenemos que dar ejemplo saliendo a las calles y manifestándonos para poder votar”, afirmó Javier Suárez, de 19 años, estudiante de Historia en la Universidad de Barcelona, que llegó a primera hora para situarse a la cabeza de la manifestación. Abdessadek El Atiki, estudiante de Derecho de 21 años, uno de los jóvenes que organiza el movimiento de Estudiants9N, anunció que han convocado una huelga general en la universidad para los días 7 y 8 de octubre. “Seguiremos manifestándonos de forma pacífica hasta conseguir nuestro objetivo: votar el 9 de noviembre”, dijo.

El alcalde Trias dice que tolerará la protesta si no se prolonga “eternamente”

Una vez que la manifestación llegó a su fin, varios estudiantes llamaron a los asistentes a acampar en la plaza de Catalunya, entre ellos, Roger San Jaume y Eulàlia Duran, dos alumnos de Filología. A las 12 de la noche se encontraban acampados en el centro de la plaza de Catalunya un centenar de personas en una veintena de tiendas, entre ellas la diputada de la CUP Isabel Vallet. Una hora más tarde, un fuerte operativo del grupo antidisturbios de los Mossos rodeó a los concentrados y los agentes se incautaron de las tiendas y de lo que había en su interior. De madrugada los jóvenes continuaron en la plaza en asamblea intentado hacer un inventario de lo que les arrebató la policía.

La plataforma hizo ayer un llamamiento masivo en las redes sociales para colocar las tiendas de campaña en la céntrica plaza de Catalunya en un intento de emular al 15-M. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, adelantó por la mañana que toleraría una acampada siempre que no se prolongara “eternamente”. “Ya he vivido otras acampadas”, dijo. A las nueve de la noche de ayer había montadas tres tiendas de campaña en la plaza de Catalunya.