Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno desoye las demandas de inversión del Consell y la sociedad civil

La Comunidad Valenciana recibirá en 2015 el 6,9% de la inversión del Estado en las autonomías

El porcentaje se queda lejos del 10% del PIB y población que representa el territorio valenciano

Las inversiones del Estado en territorio valenciano en 2015 se quedan otro año por debajo de la media española y por debajo de lo que le correspondería de acuerdo con su contribución al PIB español. La Administración de Mariano Rajoy invertirá el año próximo 776 millones de euros en infraestructuras regionalizables, según el proyecto de Presupuestos que este martes entregó el ministro Cristóbal Montoro al Congreso de los Diputados.

La inversión territorializable crece un 26,5% respecto a 2014 pero representa solo el 6,9% de lo que el Gobierno español distribuye en las autonomías. El trozo que los valencianos conseguirán en 2015 de esa tarta que son los Presupuestos Generales del Estado crece sólo en siete décimas y se queda lejos del 10,7% que los empresarios valencianos exigieron al presidente Mariano Rajoy antes del verano. Patronal, cámaras de comercio y los empresarios asociados al lobby AVE dieron rienda suelta a un malestar incubado hace tiempo.

Cifras comparativas

La Comunidad Valenciana recibirá 776 millones de euros en 2015, un 26,5% más que este año (613 millones). La inversión supone el 6,9% del total, si bien aporta el 9,5% al PIB de España y el 10,7% de su población.

Es la sexta autonomía con mayor inversión en términos absolutos en 2015, tras Andalucía (1.958 millones); Castilla y León (1.744); Galicia (1.385), Cataluña (1.072) y Madrid (981).

Es la segunda autonomía con mayor descenso (un 49%) en las inversiones del Gobierno desde 2011, por detrás de Cataluña y tras el fin de la obra del AVE.

La inversión más grande del Ministerio de Fomento es para ferrocarriles, con 444 millones de euros, de los que 120 millones se destina al Corredor Mediterráneo.

La ciudad de Valencia no recibirá transferencia para el transporte metropolitano, a diferencia de Madrid (128 millones de euros) o Barcelona (99).

Las partidas para el Palau de les Arts (423.000 euros) y el IVAM (156.000) siguen sin crecer y a mucha distancia de óperas y museos de Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao.

Las cuentas no satisfacen las expectativas ni del Consell, ni de la oposición ni de los agentes económicos de la Comunidad Valenciana, que aporta en torno el 9,5% al PIB de España y el 10,7% de su población. Es cierto que la inversión pública crecerá en todas las autonomías salvo en Ceuta tras años de recortes, pero si se comparan las cuentas de 2015 con las de 2011, último de la pasada legislatura, la segunda autonomía más penalizada es la valenciana, con un retroceso de la inversión que ronda el 50%.

En las cuentas de 2015 presentadas, las partidas relacionadas con Fomento crecen en su mayoría respecto a 2014, La inversión en carreteras (132,9 millones) aumenta un 6,2%, la de ferrocarriles (447,7 millones), un 36% y la de aeropuertos, un 147% (30 millones), debido, sobre todo, a la baja consignación que recibió el año pasado. Son datos de la Generalitat. En el capítulo de inversiones ferroviarias, el corredor mediterráneo absorbe una tercera parte de la partida.

En el área de Cultura las grandes partidas no mejoran. Se mantiene el agravio comparativo de la partida para la ópera del Palau de les Arts (423.000 euros), con respecto a las de Sevilla (Maestranza, 1,6 millones), Bilbao (500.000 euros), además de Barcelona (Liceu, 7,8 millones) y Madrid (Real, 8,7 millones).

Tampoco la aportación al IVAM experimenta un incremento (156.000 euros), a pesar del protagonismo del Ministerio de Cultura en el concurso internacional para elegir a su nuevo director, José Miguel G. Cortés. La mayor inversión cultural es la plurianual comprometida para la ampliación del Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia, con 2,2 millones de euros.

Valencia se queda sin subvenciones para el transporte metropolitano frente a los 128 millones que recibirá Madrid el año próximo, los 99 millones de Barcelona o los 25 millones de Canarias. Tanto el Ayuntamiento de la capital como la Generalitat han negociado hasta última hora con Montoro esta partida, que al final no ha sido posible.

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, aseguró que el Gobierno valenciano valora el incremento inversor, aunque lo considera insuficiente. El titular de la cartera de Hacienda ya avanzó la semana pasada que el Consell no esperaba grandes alegrías en el proyecto de presupuesto del año próximo. La única prioridad de Fabra y su gabinete era que el Estado mantuviese las inversiones precisas para cumplir con los plazos del AVE y el tercer hilo del corredor mediterráneo. Moragues destacó tras la presentación de las cuentas el aumento del Fondo de Compensación Interterritorial.

Discriminación

La oposición insistió en que son unos presupuestos discriminatorios. El diputado socialista y portavoz de Economía en las Cortes Valencianas, Julián López, las cuentas confirman la “enorme discriminación” que sufre este territorio y echó en falta 426 millones de euros para que la inversión sea acorde con la población.

Según López, en los cuatro presupuestos elaborados por el Gobierno de Rajoy, la Comunidad Valenciana suma un déficit inversor que supera los 1.700 millones de euros si se tiene en cuenta la inversión media española. “Y, mientras pasa todo esto, el Consell de Fabra ha renunciado a tramitar en el Congreso la reforma estatutaria en la que se exigía poner fin a lo que está pasando”.

La portavoz de EU en las Cortes Valencianas, Marga Sanz, abundó en esta idea y criticó la “nula” capacidad negociadora del Consell con el Gobierno. “Aún debemos conocer el tipo de inversiones que se harán, y si toda la inversión se gasta, porque realmente de la liquidación de los Presupuestos del Estado se deduce todo lo contrario”, añadió la síndica.

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, añadió que el Ejecutivo “solo destina migajas a Valencia” y puso como prueba el presupuesto destinado a Cultura.