Vigo seguirá sin bus metropolitano por la falta de acuerdo con la Xunta

Solo 10.000 euros separan las propuestas de Ayuntamiento y Gobierno autónomo

La conselleira Ethel Vázquez y el alcalde de Vigo, Abel Caballero.
La conselleira Ethel Vázquez y el alcalde de Vigo, Abel Caballero.Lalo R. Villar

El transporte metropolitano que ya funciona en A Coruña, Santiago, Ferrol y Lugo se sigue estancado en Vigo. Cuando parecía que el acuerdo era inminente, la entrevista que mantuvieron ayer el alcalde, Abel Caballero, y la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Ethel Vázquez, tuvo como resultado un nuevo paso atrás, a pesar de que solo 10.000 euros separan las dos propuestas de aportación municipal al plan. Pero la Xunta no quiere aceptar esa cantidad como tope, por lo que la reunión acabó sin acuerdo.

El informe de la Xunta del pasado julio, utilizado como punto de partida para la reunión de ayer, que se prolongó durante apenas 20 minutos, establecía una contribución municipal de 221.580 euros anuales. El alcalde había adelantado que aceptaba incrementarla hasta 250.000 euros, con la condición de que se estableciera como máximo anual. Ayer, Ethel Vázquez subió esa cifra en 260.000 euros y descartó las garantías que exigía el Ayuntamiento. “Esta es la canción de nunca acabar”, lamentó Caballero, dispuesto a soslayar esa diferencia de 10.000 euros, pero no a eliminar el tope.

La falta de entendimiento evidenciada ayer reside en parte en la desconfianza del Ayuntamiento vigués hacia las “débiles” cifras que maneja la Xunta como previsiones, que en los últimos años ha estimado la aportación que debía hacer Vigo en cantidades que oscilan entre 1,5 millones y 80.000 euros. Pero desde que el PP apoyó los Presupuestos de 2014 de Caballero, que gobierna en minoría, y como consecuencia de un acuerdo que establecía impulsar este tipo de transporte, las conversaciones se desbloquearon y el acuerdo llegó a darse por hecho.

Otro factor que frena el convenio es el desapego del alcalde por el proyecto de transporte metropolitano, que considera que beneficia más a los habitantes de los ayuntamientos limítrofes que a los propios ciudadanos de Vigo. “Nos interesa lo que nos interesa”, admitió ayer. En todo caso, aseguró que estaba dispuesto a aportar esos 260.000 euros que propuso Ethel Vázquez, pero no más. “Sería una irresponsabilidad firmar un convenio sin saber lo que nos va a costar”, declaró.

No obstante, el alcalde deslizó que otra posible razón de la falta de entendimiento reside en el cálculo de las aportaciones que ya realiza el Ayuntamiento para el transporte de viajeros, a través de las denominadas tarjetas verdes. “La conselleira lo ignoraba, porque la cifra que aparece en el convenio es de solo 6.000 euros, al no sumar la cantidad que hay que pagar por los autobuses urbanos. Supongo que es un error técnico”, afirmó.

La conselleira, que compareció ante los periodistas por separado, evitó dar las cifras concretas que constan en el documento que entregó en el Ayuntamiento, aunque aseguró que son “lógicas”, ya que se basan en el número de viajeros que estiman que utilizarán este transporte. “El convenio es equilibrado y similar al resto de los firmados en las áreas de A Coruña, Lugo, Santiago y Ferrol”, defendió.

Vázquez citó un informe de la Xunta que señala que el número de usuarios de transporte público descendió en un 35 % entre los años 2007 y 2013 en el área metropolitana, al pasar de 4,2 millones de pasajeros a 2,7 millones. En las zonas donde se implantó este sistema, añadió la conselleira, se registró en cambio un “incremento sustancial” en el número de pasajeros.

“Lo que queremos es facilitar transporte público a los ciudadanos”, aseguró Vázquez, que agregó que el modelo propuesto “abarata costes” y será “más cómodo, sencillo y sostenible”. Vázquez añadió que el convenio propuesto exige “el mismo nivel de compromiso” a los 14 Ayuntamientos implicados y a la propia Xunta. Es un proyecto “necesario para Vigo”, afirmó.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50