Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez de Asunta saca libro

El instructor del caso publica una novela en la que desaparece un niña

Cita por sus nombres a los investigadores reales

El magistrado, con su novela en A Coruña.
El magistrado, con su novela en A Coruña.

Esta noche a la hora del cierre, los libreros y dependientes de centros comerciales harán hueco en la primera línea del mostrador, la dedicada a las novedades y a las novelas programadas para el éxito, y colocarán unos cuantos ejemplares de la segunda obra narrativa de José Antonio Vázquez Taín, el juez más famoso de Galicia, imán de casos mediáticos como el del robo del Códice y el asesinato de Asunta Basterra, supuestamente a manos de sus padres. Al infierno se llega deprisa (Espasa) será la primera de las tres novelas que se ha comprometido a escribir para el Grupo Planeta el magistrado nacido en A Merca (Ourense) en 1968. La primera (La leyenda del santo oculto) fue publicada por una editorial compostelana, se presentó en marzo de 2013, nueve meses después del rescate del manuscrito medieval que el electricista de la catedral de Santiago escondía en un garaje. El caso todavía no ha llegado a juicio, pero ya ha inspirado una novela, la de su propio instructor, y una teleserie que emitirá la Televisión de Galicia y en la que Taín será encarnado por el actor Carlos Blanco.

Ahora, dos días después del aniversario de la muerte de Asunta y uno de la madrugada en la que él mismo ordenó el levantamiento del cadáver, el hasta hace poco titular del Juzgado de Instrucción 2 de Santiago, que ha cambiado de destino, lanza una novela negra en clave judicial en la que muere descuartizada una pareja y desaparece una adolescente de 13 años, Xana, hija de los interfectos, que envía un whatsapp de auxilio a una amiga. A lo largo de 300 páginas hay muchas otras cosas, como una abogada protagonista, que es la propia esposa de Taín en la realidad, ambición, sexo y una serie de reflexiones sobre un sistema penitenciario que fracasa, la corrupción que mueve montañas o un aparato judicial que, en cuanto a medios, “está en el siglo XIX”.

Cuando se le pregunta al magistrado por la coincidencia, parece sorprenderse porque efectivamente la trama “no tiene nada que ver”. Asegura que no se había dado cuenta hasta esta entrevista de que su niña de ficción podría recordar a Asunta y niega cualquier imposición editorial.

Según él, tampoco responde a una estrategia comercial la fecha en que la novela sale a la venta. “En Planeta leyeron mi primer libro y vieron mucha potencialidad, aunque me hicieron ver que aún era un autor inmaduro cuando me telefonearon en marzo para proponerme escribir otro”, cuenta sentado a la mesa de cristal del despacho de su pareja en A Coruña. “Me dijeron que no querían nada histórico”, recuerda, “sino una novela negra actual y no solo centrada en el narcotráfico” (algo que domina tras su etapa como juez en Vilagarcía). “El plan era sacar el libro en enero, pero en abril me puse como una moto a escribir, y en junio tenían en Madrid todos los capítulos”, sigue. En julio, la novela entró en la imprenta, y entonces se programó la salida para septiembre. Taín dice que insistió en que dejasen pasar las fatídicas fechas del 21 y el 22. Así que organizaron todo para el 23. “Voy a ser el último de Planeta en sacar el libro por esto. Ken Follet ya ha presentado el suyo. Todos lo han hecho. Y hemos perdido la oportunidad de ocupar los mejores puestos en las estanterías”. El juicio del caso Asunta podría celebrarse en un mes. Y en él tendrán que declarar guardias civiles que en esta novela aparecen citados con su nombre o su apellido. Son los mismos que en la vida real investigaron el asesinato de la pequeña. Los agentes lo saben, y han dado su autorización.

 

Más información