Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Societat Civil reúne a miles de personas en su acto unionista en Tarragona

La plataforma reivindica la unión de los catalanes no nacionalistas por primera vez en una Diada

Una gran senyera cargada por unos cincuenta voluntarios de la plataforma Societat Civil Catalana —defensora de que Cataluña siga formando parte de España— se ha extendido esta tarde en el anfiteatro romano de Tarragona. Los Mossos d’Esquadra han estimado en 3.500 los asistentes al acto, mientras que el Ayuntamiento de Tarragona los ha cifrado en 7.000, muchos de ellos llegados de diferentes ciudades catalanas. Era el contrapunto a la multitudinaria V humana de Barcelona y un intento de evidenciar que la bandera catalana ha quedado relegada a un segundo plano a causa del proceso soberanista iniciado por la Generalitat, cuyo máximo exponente es la consulta independentista prevista para el próximo 9 de noviembre.

Bajo el título de Recuperem el seny, recuperem la senyera —Recuperamos el sentido común, recuperamos la senyera—, la plataforma que integran simpatizantes del PP, Ciutadans y, en menor medida, del PSC ha logrado reunir a miles de personas. Han reconocido que es la primera vez que catalanes no nacionalistas se unen en un acto conjunto "porque no podíamos consentir que la única voz que se escuchase en la Diada fuese de ruptura social", según ha manifestado Joaquim Coll, vicepresidente de Societat Civil. "Como la canción de Raimon, sentíamos que veníamos de un silencio. No tan largo, pero igualmente inaceptable", ha dicho una vez desplegada la senyera.

Treinta autocares llegados de distintas ciudades catalanas y un tren de Renfe fletado desde Barcelona han logrado llenar el aforo del anfiteatro romano y parte de sus aledaños, en los que han convivido las centenares de senyeras repartidas por la organización con las banderas españolas que portaban muchos asistentes. Algunos han apostado por llevar pancartas en las que se podía leer Tender puentes, no muros y otros lanzaban mensajes más claros con referencias de políticos: No más fronteras, ni Mas ni Junqueras o Tapa fraudes, silencio nunca más.

Màrius Panillero, llegado de Barcelona, había escrito un Pujol chorizo sobre la senyera que llevaba y que extendía para ser fotografiado. Simpatizante confeso de Ciutadans, decía que está "en contra de la consulta por la Constitución, que es la que votamos todos y ahora hacer una consulta sería ilegal".

Ese era un sentir generalizado entre los asistentes al acto y una de las máximas de Societat Civil Catalana, contraria a la consulta acordada por el Gobierno catalán, CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP. El acto central de la convocatoria, el despliegue de la senyera, se ha prolongado más de lo previsto por las dificultades que tenía la tela para avanzar por las rampas del anfiteatro, donde se agolpaban las personas que no han podido acceder a las gradas del anfiteatro.

Por Tarragona se han dejado caer políticos de todos los partidos que están en contra de la consulta. Por parte de los socialistas, ha acudido la exministra Carme Chacón, quien ha exigido que nadie se apropie ni de la bandera catalana ni de la Diada de Cataluña. También han asistido la popular Alicia Sánchez Camacho; el líder de Ciutadans, Albert Rivera y el dirigente de UPyD, Ramón de Veciana.