Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE andaluz echa al exconsejero acusado del fraude en la formación

Ángel Ojeda recibió 49,8 millones en subvenciones desde la Junta

Ángel Ojeda sale de los juzgados de Cádiz el 6 de agosto.
Ángel Ojeda sale de los juzgados de Cádiz el 6 de agosto.

El PSOE andaluz ha decidido expulsar al exconsejero de Hacienda de la Junta Ángel Ojeda, que ocupó ese cargo entre 1987 y 1990 y ha sido imputado en relación con el fraude de los cursos de formación. Ojeda fue detenido hace dos semanas por el Cuerpo Nacional de Policía. Los investigadores sostienen que montó un entramado de empresas de formación y recibió ilícitamente 49,8 millones de euros en subvenciones desde el Gobierno andaluz. También se ha beneficiado de ayudas concedidas por el Ejecutivo central.

El exconsejero declaró ante el juez de Cádiz que lleva el caso el 6 de agosto y fue puesto en libertad con cargos. En ese momento, según fuentes socialistas, fue "suspendido de militancia".

El secretario de Política Federal del PSOE andaluz, Antonio Pradas, ha renegado este viernes de Ojeda al afirmar que "nunca ha sido ningún referente de nada". Pradas, que ha sido secretario de Sostenibilidad y Medio Ambiente en la dirección socialista de Susana Díaz, ha defendido la actuación de la presidenta andaluza. "La Junta está haciendo lo que debe hacer: eliminar cualquier tipo de exoneración o aplazamiento en las exoneraciones y hacer, por supuesto, todos los controles necesarios en estos cursos, que tampoco podemos olvidar que son muy necesarios para el reciclaje de desempleados", ha dicho a Europa Press.

Las irregularidades en el uso de fondos públicos de la Junta para formación de trabajadores se centran entre 2007 y 2012. Pradas ha recordado que el actual Gobierno "no ha dado subvenciones para cursos de formación ni ha exonerado a nadie".

La figura de las exoneraciones se utilizó durante años en la Administración andaluza. La ley permite que se den ayudas a entidades que no han justificado las subvenciones recibidas con anterioridad. El problema reside en que algo que la norma contempla como extraordinario —cuando concurran “circunstancias de especial interés social”— se acabó utilizando sistemáticamente.

Fuentes de la actual Administración andaluza insisten en que desde que Díaz tomó posesión de su cargo, en septiembre de 2013, las distintas consejerías no han recurrido a esta figura. "Somos la única Administración de España que lo hace. Todos los Gobiernos utilizan las exoneraciones", añaden estas fuentes.

La concatenación de noticias sobre casos de corrupción este verano —como la detención de Ojeda o el escrito sobre los ERE que Mercedes Alaya ha enviado al Tribunal Supremo— ha hecho que el PP haya centrado toda su labor de oposición en este asunto.

Los populares han solicitado en tres ocasiones que se convoque un pleno extraordinario en el Parlamento andaluz. Y han pedido que comparezca Díaz, a la que tratan de relacionar y responsabilizar de todos los casos de corrupción. Este viernes el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ha vuelto a pedir lo mismo. El PSOE le ha acusado de liderar "una oposición destructiva".