Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eugeni Forcano expone sus ‘lecciones de vida’ fotográficas en Madrid

Giralt-Miracle comisaría la muestra con 150 imágenes en la Academia de Bellas Artes

Pata que quiere tocar pierna, Banyoles, Girona (1966). Ampliar foto
Pata que quiere tocar pierna, Banyoles, Girona (1966).

Eugenio Forcano (Canet de Mar, 1926) atrapó durante décadas la vida en sus fotografías, buscando la psicología de las personas que se cruzaban ante su objetivo. Por eso, el crítico de arte Daniel Giralt-Miracle, comisario de la exposición que puede verse en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (hasta 31 de agosto) con obras de este veterano artista, no ha dudado en ponerle por título Atrapar la vida.

“Forcano busca la psicología de las personas, le interesa más el fondo que la forma”, explica Giralt-Miracle, que ha seleccionado 125 fotografías de su periodo en blanco y negro, realizadas entre 1960 y 1974, a las que se han añadido otras 25 imágenes en color de su última etapa.

En la exposición se pueden ver revistas y libros en los que las imágenes de Forcano han salido reproducidas. “Su trabajo no consistía en hacer fotografías creativas, sino que tomaba imágenes en las que documentaba la vida y que se publicaban como tema de actualidad”, asegura el comisario.

Desde las primeras imágenes agrupadas en torno a La vida rural, donde muestra un mundo que esta acabando, hasta Mercado de Banyoles, un documento gráfico que le dio fama y notoriedad; pasando por sus impresionantes fotografías de gitanos, fiestas, curas y monjas, la pobreza y la vida diaria de la calle y la dictadura, para terminar con una galería de retratos: Tipos de carácter, que según Giralt-Miracle se asemejan a “retablos medievales”.

Jovial y presumido, Forcano, vive una segunda juventud tras los reconocimientos que le llegan de los últimos años en forma de exposiciones y premios, como el Nacional de Fotografía de 2012 que ha dado origen a la muestra madrileña que ha organizado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Cuando tenía 34 años, la suerte le cambió la vida. Fue tras ganar el concurso del semanario Destino. “No pensé ser fotógrafo profesional, empecé como cualquier personas con una cámara y mucha ilusión”, ha explicado el veterano fotógrafo. Josep Pla, que tuvo el encargo de poner pie a las imágenes definió su obra de “magnífica e insuperable, que no necesitan en absoluto el menor comentario, por que son directas y contienen una dosis de expresividad elevada”.

La exposición concluye con sus trabajos experimentales nunca expuestos. Forcano explica estas imágenes afirmando que durante años ha investigado la experiencia de la luz como protagonista total y generadora de imágenes. “Descubrí un lenguaje fotográfico nuevo, basado en la provocación del azar a través de la luz. Son imágenes insólitas, inesperadas e irrepetibles; es una aventura alucinante”, asegura el artista.