Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
vivienda

Kutxabank cede cien viviendas al Gobierno para alquiler social

La entidad renegoció a lo largo de 2013 un total de 8.000 hipotecas

Kutxabank y el Gobierno vasco, a través de la sociedad pública Alokabide, han suscrito un convenio de colaboración por el que la entidad financiera cederá un máximo de 100 pisos para su arrendamiento en régimen de alquiler social.

Los 30 primeros pisos que se entregarán están sin estrenar, aseguran desde la entidad financiera vasca. Se trata de domicilios de dos y tres habitaciones principalmente, con superficies que oscilan entre los 40 y los 90 metros cuadrados. Se podrán beneficiar de este programa aquellas familias que cumplan los requisitos previstos en la normativa vigente para el acceso a las viviendas de protección oficial (VPO) y que se hayan inscrito en el Registro de Solicitantes de Vivienda.

Como norma general, los ingresos anuales de las personas no podrán superar los 21.100 euros en el periodo impositivo inmediatamente anterior.

Para los nuevos inquilinos de estos inmuebles se fijará una renta de alquiler que ascenderá como máximo al 30% de los ingresos anuales ponderados de la persona o unidad familiar. La duración de los contratos de alquiler será de un máximo de tres años. Al finalizar dicho periodo, Alokabide entregará las viviendas a Kutxabank.

El convenio suscrito por la entidad financiera y la sociedad dependiente del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, establece que Alokabide asumirá la gestión global del sistema de arrendamiento del centenar de pisos, por lo que se encargará de cobrar las rentas de alquiler, de contratar los servicios, del mantenimiento de los inmuebles y de atender las incidencias que puedan surgir.

Kutxabank hizo públicas también las hipotecas que renegoció a lo largo de 2013 de clienters con problemas y que ascendieron a 8.000. A esos clientes se les ofreció la posibilidad de solicitar carencias en el pago de la amortización de créditos o ampliaciones de plazos para hacer más llevaderas las cuotas.

La entidad reuerda en una nota que fue una de las primeras en acogerse al Código de Buenas Prácticas del Gobierno central y se adhirió al Plan de Mediación del Gobierno Vasco.

Más información