Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA EL FINAL DE ETA

Los condenados tachan de fraude el fallo de las ‘herriko’ tabernas

El exdirigente de Batasuna Karmelo Landa advierte que "a nosotros no se nos doblega con juicios farsa"

Karmelo Landa en la comparecencia.

Disparate, fraude, amaño, anacrónica e injustificable fueron algunos de los epítetos con los que los 20 miembros de la antigua Batasuna, algunos ahora en la cúpula de Sortu, se han referido a la sentencia de la Audiencia Nacional que les condena a entre uno y tres años de cárcel por pertenencia o colaboración con banda armada por el caso de las Herriko Tabernas. Una representación de los condenados ha ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián en la que han denunciado a través de Idoia Arbelaitz y Karmelo Landa, que han hecho de portavoces, el “fraude de justicia” cometido por una sentencia, han añadido, que responde exclusivamente a motivos políticos.

Entre la docena de imputados que han comparecido tras analizar la resolución con sus abogados, se encontraban Joseba Permach, Rufi Etxeberria y Joseba Álvarez además de Landa, todos condenados a tres años de prisión, las penas más altas recogidas en el fallo. Los portavoces han destacado que la sentencia, que recurrirán, “está fundamentada exclusivamente en los relatos de la Guardia Civil y la Policía”.

Erkoreka acusa a la Audiencia de “aferrarse a la costra argumental”

“Señores de la Audiencia Nacional de Madrid y quienes les orientan a ustedes, se están equivocando gravemente, a nosotros no se nos doblega con juicios farsa y sentencias amañadas. Ya lo han intentado reiteradamente antes, nos han encarcelado hasta tres veces a algunos de nosotros siempre con sentencias políticas y arbitrarias”, han remarcado.

Los condenados han critcado que el único objetivo del fallo es impedir “la confrontación política libre y democrática” porque “no saben ni pueden responder cuando la ciudadanía vasca reclama el derecho a decidir y da pasos para su ejercicio y rehúyen la presentación de alternativas para el futuro de Euskal Herria”.

Los condenados han insistido en que “el sueño de la razón genera monstruos como esta sentencia completamente disparada, anacrónica, impresentable e injustificable”. Los portavoces además han recordado que el fallo, dictado por la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, recoge el voto particular de la magistrada Clara Bayarri que consideró que todos los acusados debían quedar absueltos. “Ni Herri Batasuna, ni Euskal Herritarrok, ni Batasuna han sido nunca declaradas organización terrorista por lo que no cabe la pertenencia o colaboración con organización terrorista”, han señalado valiéndose de los argumentos empleados por la propia juez.

El PSE emplaza a los encausados a “revisar sus responsabilidades”

“Es tiempo de libertad, esta es la buena, y nosotros estamos en esa, con todas nuestras fuerzas. Vamos a ganar la libertad”, han defendido los encausados, que han hecho un llamamiento a la participación en las movilizaciones convocadas para este sábado en las tres capitales vascas y en Pamplona.

Un discurso en la línea del que pronunció un día antes el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, en una primera lectura del fallo. La izquierda abertzale interpreta la sentencia como una venganza y persecución contra la opción política que representan, y también criticada por otras voces en Euskadi. Ha sido el caso del portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, que no ha dudo en acusar a la Audiencia Nacional de “aferrarse a la costra argumental” del todo es ETA. “Esta actitud ahora tiene menos sentido que nunca en un momento en el que lo que toca es otra cosa, que es construir la paz”, ha remarcado, informa Efe.

Por su parte, el PSE, a través de un comunicado ha señalado que la sentencia constituye una oportunidad para que los condenados, algunos destacados miembros de la izquierda abertzale, “hagan una revisión pública de sus responsabilidades”, “opten claramente por las vías de reinserción” y arrastren a los presos de ETA por el mismo camino. Los socialistas, que han asegurado no suelen “ni discutir, ni cuestionar las sentencias”, han censurado, sin embargo, el retraso en este proceso.

Más información